¿Se debe decir «whisky», «güisqui» o «wiski»? Esta es la forma correcta según la RAE

¿Se debe decir «whisky», «güisqui» o «wiski»?

A lo largo del tiempo los idiomas se han enriquecido a lo largo de su historia con aportaciones léxicas que proceden de otras lenguas, y el nuestro no es excepción. En el español existe una gran cantidad de palabras que provienen del extranjero que se usan diariamente; algunas palabras se han adaptado al español, mientras que otros se siguen usando con la grafía de origen.

¿Se debe decir «whisky», «güisqui» o «wiski»?

Respuesta corta: de acuerdo con la Real Academia Española (RAE), las opciones válidas son «güisqui» y «wiski»?, pero se prefiere la adaptación wiski, más cercana al étimo inglés whisk(e)y. Cabe recalcar que whisky se encuentra en el Diccionario de la lengua española por lo que también se acepta su uso siempre y cuando lleve un resalte tipográfico. Vea los siguientes ejemplos:

  • Habíamos pedido vino, porque él dijo que no le gusta el wiski.
  • El güisqui es una bebida alcohólica muy popular en todo el mundo.
  • El whisky es un licor obtenido por destilación de ciertos cereales fermentados.

El Diccionario panhispánico de dudas menciona que, aunque sigue siendo mayoritario el uso del extranjerismo crudo (whisky), el cual debe escribirse siempre con resalte tipográfico, la adaptación güisqui ha ganado terreno y resulta preferible, pues permite evitar los errores frecuentes que se cometen al intentar reproducir la grafía inglesa. Con resalte tipográfico se refiere a que debe colocarse un distintivo que indique que es un extranjerismo, ya se colocándolo entre comillas o en cursiva.

De acuerdo con las normas de la Ortografía de la lengua española, los extranjerismos y latinismos crudos o no adaptados (aquellos que se utilizan con su grafía y pronunciación originarias y presentan rasgos gráfico-fonológicos ajenos a la ortografía del español) deben escribirse en los textos españoles con algún tipo de marca gráfica que indique su carácter foráneo. Las locuciones o dichos en otras lenguas que se utilicen en textos españoles deben escribirse preferentemente en cursiva o, en su defecto, entre comillas. Vea los siguientes ejemplos:

  • La historia tuvo un happy end de película.
  • Su bien ganada fama de femme fatale le abría todas las puertas.
  • Bebieron whisky.

Por otro lado, los extranjerismos y latinismos adaptados (aquellos que no presentan problemas de adecuación a la ortografía española o que han modificado su grafía o su pronunciación originarias para adecuarse a las convenciones gráfico-fonológicas de nuestra lengua) deben escribirse sin ningún de resalte, y como han sido adaptados, se someten a las reglas de acentuación gráfica del español. Vea los siguientes ejemplos:

  • Me encanta el ballet clásico / Me encanta el balé clásico.
  • Juego al paddle todos los domingos / Juego al pádel todos los domingos.
  • No les gustó Whisky / No les gustó el güisqui.

El Diccionario de la lengua española (DLE) define a güisqui como «Licor alcohólico que se obtiene del grano de algunas plantas, destilando un compuesto amiláceo en estado de fermentación».

Todos somos conscientes de que nuestro idioma es rico y, por ende, ciertamente complejo. Debido a esto, hay muchas curiosidades por explorar y dentro de ellos están los extranjerismos, que son básicamente palabras que no tienen su origen en el español. Muchos de los extranjerismos hoy en día se han adaptado y aparecen en el Diccionario de la lengua española.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.