Cómo dejar el baño totalmente blanco y limpio: trucos rápidos para hacerlo

Deja el baño reluciente.

Un baño reluciente es algo realmente reconfortante e importante, pues esta es una de las habitaciones más importantes del baño. En esta ocasión te diré cómo puedes dejar el baño totalmente blanco para que luzca lo mejor posible de una manera sencilla y eficaz. Toma nota porque a continuación te digo una serie de trucos para que el baño quede totalmente limpio.

Deja el piso reluciente

Por último, el piso es una parte bastante importante para hacer que todo se vea reluciente, es por eso por lo que es importante limpiarlos y dejarlos blancos. Si quieres que el piso del baño quede totalmente limpio sin importar las manchas entonces puedes hacer lo siguiente: Vierte en un recipiente partes iguales de agua y de vinagre para crear una solución. Introduce la mezcla a un atomizador y rocía sobre la zona sucia o aplica directamente. En el caso de que la suciedad haya penetrado en las rayas del piso, entonces deberás tallar para removerla por completo. Es muy importante que diluyas el vinagre, ya que este al ser tan ácido y corrosivo puede dañar las superficies del piso. Verás que las manchas del piso del baño quedarán completamente relucientes.

Limpia el lavabo

El lavadero es importante para mantener la higiene de las manos u otro tipo de objetos, por lo que se debe tener limpio el espacio para una buena higiene. EL lavabo es bastante susceptible a adquirir manchas negras o amarillas que dañan por completo la apariencia y que además son fuente de bacterias, por lo que eliminarlas debe de ser una prioridad. Para esto puedes utilizar agua tibia y jabón para platos, tendrás que mezclar jabón neutro con agua tibia en un recipiente para que puedas disponer de él, después debes sumergir alguna esponja o cepillo para tallar. Notarás que estos dos productos serán suficientes para lograr eliminar las bacterias y junto con ellos deshacerte las molestas manchas dejando el lavabo reluciente.

Limpia el inodoro

Para dejar un baño realmente reluciente es importante que el inodoro también lo esté. Desgraciadamente las manchas son muy recurrentes en este lugar, por lo que es importante lavarlo con recurrencia.

Para hacerlo puedes utilizar la lejía, para esto solamente tendrás que verter agua y lejía en el área descolorida amarilla y afectada por el agua dura. También puedes aplicar en el lavabo para aprovechar el momento de limpieza. Deja reposar por unos minutos y enjuaga muy bien. Recuerda que para utilizar lejía debes de tener precauciones, ya que es una sustancia corrosiva y si es mal aplicada puede suponer un peligro para la salud.

Limpia los azulejos

Si deseas dejar los azulejos blancos y relucientes el bicarbonato de sodio es una excelente manera de limpiar dichas manchas, sobre todo cualquier tipo de manchas relacionados con agua dura y humedad. Para esto, se necesita verter bicarbonato sobre la superficie, para después con una esponja o un cepillo suave para esparcir el bicarbonato de sodio. Después de frotar y esparcir muy bien deberás enjuagar, esto con el fin de remover todo el producto, puedes utilizar algún trapo o bote para echar el agua. Por último, seca muy bien para que todo quede reluciente y los azulejos se vean como nuevos.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.