Cómo aumentar la presión de agua en la ducha: trucos infalibles sin gastar dinero

Aumenta la presión de agua.

Es un dolor de cabeza cuando queremos tomar una ducha y el flujo del agua no contribuye, tardando horas en remover el champú que reposa sobre el cabello, sin poder abrir más el agua par asearse de la manera correcta. En ocasiones por más que abrimos el problema sigue. Por suerte existen trucos que solucionan este problema sin la necesidad de llamar a un plomero. A continuación, te digo cómo aumentar la presión del agua fácilmente.

Limpia el cabezal de la ducha

La causa del impedimento del flujo de agua muchas veces se debe a la suciedad que existe en el cabezal de la ducha. Estos se bloquean con sedimentos, cal y algunos minerales, reduciendo significativamente el goteo en el cabezal. Para limpiarlo tendrás que retirarlo y limpiar. Puedes hacerlo con un cepillo de dientes y agregar vinagre para eliminar cualquier resto, ya sea sumergiendo a un recipiente o vertiendo en la superficie y tallando. Una vez que esté limpio vuelve a colocarlo. Verás como la presión del agua aumenta, a veces el problema se debe a esto y no algún problema con la fuente de agua.

Retira el limitador de agua

Puede que sea el caso de tu cabezal de ducha, algunos de estos vienen con una pieza que restringe el flujo del agua con el fin de no desperdiciar. Corrobora si es que el tuyo tiene esta pieza y retira, puede ser una causa muy probable del problema.

Asegúrate de que la válvula esté completamente abierta

Una de las causas más probables de la falta de presión es que la válvula del calentador no está completamente abierta, sobre todo cuando se trata de abrir el agua caliente. Cuando verifiques si la válvula está cerrada, primero Asegúrate de cerrar la llave de gas para mayor seguridad. Abre la válvula de agua y revisa si ahora está saliendo más chorro de agua.

Comprueba si hay fugas

Presta atención a las tuberías, ya que a veces estas presentan fugas que no notamos, lo que limitará la cantidad de agua, además podrían causar daños al hogar y no hablemos del desperdicio de agua que estas suponen, Supervisa todas las tuberías en tu hogar y en el caso de encontrar alguna fuga puedes llamar a un plomero, o bien hacerlo tú mismo.

Cierra otras llaves de agua

Muchas ocasiones la falta de presión de agua se debe a que se debe distribuir en varias partes en el hogar. Tal vez alguna vez hayas experimentado la experiencia de bañarte mientras que otra persona de tu hogar lava los trastes, el agua empieza a disminuir en la ducha y es más complicado bañarse. La solución es simple, báñate cuando nadie más necesite de la corriente de agua, de esta manera habrá un mejor flujo.

Báñate fuera de las horas pico

Si prefieres no gastar dinero en algún equipo de reparación o los consejos anteriores no te fueron útiles, existe una solución que podría ayudar. Cuando nos bañamos puede que cientos de personas en tu localidad estén haciendo lo mismo, lo que limita el flujo de agua en las tuberías, por lo que te recomendamos hacerlo en horas más tranquilas. Toma en cuenta que la mayoría se asea para ir y regresando del trabajo o escuela, por lo que a esas horas las demandas de agua serán mayores. Trata de ajustar un horario de ducha donde esté fuera de estas horas, notarás como el flujo de agua aumentará.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.