Perseverance recolectó muestras de materia orgánica en Marte, y podría proporcionar indicios de vida microbiana

El rover Perseverance de la NASA pone a trabajar su brazo robótico alrededor de un afloramiento rocoso llamado «Skinner Ridge» (cresta desolladora) en el cráter Jezero de Marte. (Créditos: NASA/JPL-Caltech/ASU/MSSS).

El rover Perseverance de la NASA aterrizó en febrero de 2021, y al poco tiempo después -después de un pequeño descanso y verificaciones previas- empezó a explorar la superficie marciana, recorrido que no ha cesado hasta la actualidad. Ahora el rover se encuentra recolectando muestras dentro de una zona que desde hace tiempo los científicos consideran que ofrece grandes posibilidades para encontrar indicios de vida microbiana.

De acuerdo con un comunicado reciente, desde el 7 de julio, el rover ha recogido cuatro muestras de un antiguo delta fluvial en el cráter Jezero del planeta rojo, lo que eleva a 12 el número de muestras de rocas con interés científico. Estas cuatro últimas muestras probablemente albergaron microorganismos similares a los que habitaron en la Tierra antigua, y con un poco más de suerte, podría proporcionar signos de tal vida microbiana.

Los científicos dicen que algunas de estas rocas sedimentarias contienen intrigantes compuestos orgánicos. Esto es por su puesto emocionante desde el punto de vista astrobiológico, en la Tierra es conocida por preservar fósiles de vida. Sin embargo, así estas muestras contengan signos de vida antigua, habrá que esperar a que sean estudiadas a profundidad en los laboratorios terrestres para tener una confirmación.

La NASA en conjunto con la ESA planean ir por esas muestras en una misión futura, traerlas de vuelta a la Tierra y analizarlos a profundidad en los laboratorios. Como mencionamos, aquí podría encontrarse la respuesta definitiva de si Marte alguna vez fue habitable o si todavía tiene los recursos clave para la vida ocultos en él.

«Elegimos el cráter Jezero para que Perseverance lo explorara porque pensamos que tenía la mejor probabilidad de proporcionar muestras científicamente excelentes, y ahora sabemos que enviamos el rover al lugar correcto», dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la NASA para la ciencia en Washington. «Estas dos primeras campañas científicas han producido una increíble diversidad de muestras para traer a la Tierra con la campaña de retorno de muestras de Marte».

Sabemos que las moléculas orgánicas consisten en una gran variedad de compuestos formados principalmente por carbono y suelen incluir átomos de hidrógeno y oxígeno. Además de esto, pueden contener otros elementos, como nitrógeno, fósforo y azufre. Estos compuestos son los ingredientes químicos básicos de la vida, pero no son una prueba definitiva de que exista vida ya que procesos naturales pueden producirlos.

Anteriormente se ha detectado compuestos orgánicos. En 2013, el rover Curiosity de la NASA en Marte encontró evidencia de materia orgánica en muestras de polvo de roca, y Perseverance ya ha detectado antes elementos orgánicos en el cráter Jezero.

Lo relevante de estos nuevos hallazgos radica en que se encontró en una zona donde, en un pasado lejano, se depositaron sedimentos y sales en un lago en condiciones en las que podría haber existido vida. El instrumento a bordo llamado Análisis de entornos habitables con Raman y luminiscencia para productos orgánicos y químicos (SHERLOC, por sus siglas en inglés) registró las detecciones orgánicas más abundantes de la misión hasta la fecha.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.