Júpiter se alcanza a ver brillante en una nueva foto sin procesar del James Webb

Una imagen de Júpiter tomada por el telescopio espacial James Webb el 27 de julio de 2022. (Crédito de la imagen: NASA/ESA/CSA/STScI).

Los científicos están emocionados con los datos que constantemente está enviado el Telescopio Espacial James Webb. Hemos visto espectaculares imágenes del espacio profundo a miles de millones de años luz, pero Webb también tiene la capacidad de observar a objetos de movimiento rápido como asteroides, cometas y planetas de nuestro Sistema Solar.

Las primeras semanas de este mes se publicaron algunas imágenes de Júpiter donde se apreciaban algunas de sus lunas y sus débiles anillos. Hace unos días volvió a mirar al gigante gaseoso y este luce brillante incluso en la imagen cruda -sin procesar-.

Según explica Space.com, para crear la nueva imagen, NIRCam observó a Júpiter durante casi 11 minutos utilizando lo que los científicos llaman el filtro F212N, que observa la luz que tiene una longitud de onda de 2,12 micras, aproximadamente la longitud de una bacteria común. El filtro se ha ganado su lugar en el observatorio porque los científicos pueden utilizar sus datos para estudiar el hidrógeno molecular.

Una imagen de Júpiter tomada por el telescopio espacial James Webb el 27 de julio de 2022. (Crédito de la imagen: NASA/ESA/CSA/STScI).

«Y ese potencial se muestra en una imagen sin procesar tomada por el instrumento de la Cámara de Infrarrojo Cercano (NIRCam) del telescopio el 27 de julio de 2022, que destaca la enorme tormenta de Júpiter, la famosa Gran Mancha Roja, así como bandas en la atmósfera del planeta».

Diariamente realiza observaciones, recolecta datos y los transmite a la Tierra, los cuales se registran en el MAST (Archivo Barbara Mikulski para telescopios espaciales), donde los datos están disponibles para todos, y también para el público en general. De aquí muchos astrónomos y entusiastas aprovechan estos datos para proporcionar las vistas sin igual.

A continuación, una imagen anterior de Júpiter del JWST, una vista del filtro de longitud de onda corta del instrumento NIRCam muestra distintas bandas que rodean el planeta, así como la Gran Mancha Roja, una tormenta tan grande como para tragarse la Tierra. La icónica mancha aparece blanca en esta imagen debido a la forma en que se procesó la imagen infrarroja de Webb.

Júpiter, en el centro, y su luna Europa, a la izquierda, se ven a través del filtro de 2,12 micras del instrumento NIRCam del telescopio espacial James Webb. (Créditos: NASA, ESA, CSA y B. Holler y J. Stansberry (STScI)).

La imagen anterior es de prueba, y se tomaron en muy poco tiempo, por esa razón son emocionantes para la comunidad científica. Esta era una prueba definitiva de que James Webb era capaz de observar los satélites y anillos cercanos a objetos brillantes del sistema solar como Júpiter y Saturno. En otra imagen, Webb captó con facilidad algunos de los anillos de Júpiter, que destacan especialmente en la imagen del filtro de longitud de onda larga de la NIRcam.

Júpiter y algunas de sus lunas se ven a través del filtro de 3,23 micras de NIRCam. Créditos: NASA, ESA, CSA y B. Holler y J. Stansberry (STScI).

El nuevo telescopio ha estado generalmente ocupado viendo galaxias, y el detalle con el que las muestra es realmente impresionante. Aunque de muchos de estos objetivos ya han sido revelados por el Telescopio Hubble, las vistas de Webb son muy distintas ya que observa en una banda diferente del espectro electromagnético (infrarrojo).

Recomendado: Esta nueva imagen del telescopio James Webb parece un agujero de gusano frente a tus ojos

Comparte ciencia, comparte conocimiento.