3 ingredientes caseros que te ayudan a combatir diferentes plagas de forma eficaz

Las plagas pueden hacer que cuidar de tu jardín sea una tarea complicada. Una de las más comunes son las hormigas son una de las plagas más comunes, sobre todo porque aman el césped, y es importante eliminar a estos animalitos porque atraen a otras plagas. Se complica aún más con la aparición de los áfidos (pulgones) son de las más comunes en todos los jardines, si alguna vez cuidaste de uno es casi seguro que tuviste que lidiar con los pulgones. Esta pequeña plaga absorbe los nutrientes de tus plantas y se alimenta de ellas, lo que debilita y daña progresivamente tus cultivos.

También están las babosas pueden parecer muy adorables, pero dejan de serlo cuando se comen los cultivos de tu jardín, por tal razón debes de tomar acciones para ahuyentarlas o eliminarlas. Las babosas pueden parecer muy adorables, pero dejan de serlo cuando se comen los cultivos de tu jardín, por tal razón debes de tomar acciones para ahuyentarlas o eliminarlas. La mayoría de las plagas se propagan a una gran velocidad, por lo que es necesario terminar el problema de una vez por todas.

1. Ajo

El uso del ajo es una excelente manera natural de ahuyentar y repeler a los insectos. Lo único que necesitas es una cabeza de ajo, clavos de olor y dos vasos de agua, mezcla bien los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea y déjala reposar por tres días; pasado este lapso agrega 3 litros más de agua y estará listo para ser utilizado. Puedes aplicarlo vaporizando directamente a las plantas. Happy Sprout menciona que el ajo contiene azufres irritantes y desorientadores, volviéndolo eficaz para alejar a una gran cantidad de plagas grandes y pequeñas como lo son: pulgones, escarabajos, gusanos soldados, ácaros, mosquitos y moscas, topos, conejos de jardín o ratones. El ajo puede ser un excelente ingrediente de cocina que degusta el paladar de muchas personas, pero a los insectos y plagas comunes no parece interesarles.

2. Cáscara de huevo

La cáscara de huevo además de ser un excelente pesticida también será perfecto para fertilizar la tierra. Solamente tienes que moler bien las cascara de huevo y verterlas sobre el suelo y la base de tus plantas para ahuyentar babosas, caracoles y orugas. Según Get Busy Gardening, es un buen sustituto de la tierra de diatomeas, el cascaron de huevo molido es perfecto para para meterse debajo de los caparazones de los escarabajos para cortarlos y matarlos. En otras palabras, al momento que las babosas o los escarabajos se escabullan en el cascaron de huevo, este hará su trabajo. Este simple truco puede ayudarte a ahorrar un gasto y a darle otro uso al cascaron de huevo y, proteger a tus platas.

3. Aceite vegetal

El aceite vegetal es perfecto para terminar con las plagas de tu jardín ya que acabará con los pulgones, cochinilla, ácaros y orugas que invadan tus plantas. De acuerdo con Hunker, solo debes mezclar 2 tazas de aceite vegetal y media taza de jabón líquido hasta que se torne de color blanco, diluye el agua y con ayuda de un atomizador vierte en tus plantas. Procura utilizarlo por la mañana para que el Sol no penetre y dañe tus plantas. Tenga un poco de cuidado y no abuse de este pesticida natural, se cree que esta práctica puede dañar a tus plantas ya que natural no quiere decir que sea del todo seguro, pero sí es menos dañino que los pesticidas convencionales. El inconveniente mencionado probablemente sea por el jabón, mientras que tratándose de aceite vegetal no debería tener ningún efecto negativo sobre tus plantas.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.