La razón por cual no se debe meter comida caliente al refrigerador

La razón por la que no se deben introducir alimentos calientes a la nevera.

Refrigerar los alimentos es uno de los pasos más importante para preservarlos por mucho más tiempo, pero esto no significa que deberías de introducir todo lo que sea que te encuentres. Muchas veces se comete el error de aguardar las sobras de la comida cuando estas aún están calientes sin tener precaución alguna o siquiera esperar a que se enfríen, ignorando que es un paso vital para una buena conservación, es por eso por lo que continuación, te digo por qué no debes introducir comida caliente a la nevera.

¿Por qué no se debe meter comida caliente al refrigerador?

Introducir alimentos calientes a la nevera no es una buena idea, pero no porque dicha comida se eche a perder, sino porqué la comida que se encuentra alrededor puede dañarse. Esto normalmente sucede cuando introduces algo caliente al refrigerador, la temperatura de los alrededores también aumenta, provocando un desbalanceo en los productos que están siendo refrigerados. No importa la capacidad del refrigerador, la comida de los alrededores se verá alterada. Desbalancear la temperatura dentro del refrigerador puede ser un motivo de una aceleración en la descomposición de los productos que se encuentran ahí.

Otra de las razones por la cuál no es buena idea introducir comida caliente a este electrodoméstico, es porque el choque de temperaturas podría crear condensación dentro del refrigerador, lo que quiere decir que la pared podría generar hielo y a su vez desbalanceando el estado de los alimentos y dañando su estado por la humedad adicional.

¿En qué momento es adecuado introducir la comida?

Un punto importante para mencionar es que los alimentos deben estar a cierta temperatura para que no estén en la zona de riesgo, esto quiere decir que el crecimiento bacteriano peligroso se genera entre los 5 y 57 grados Celsius, por lo que es mantener la temperatura de la comida menor a este rango si es que se necesita conservar por más tiempo.

Dicho lo anterior, te recomendamos que nunca metas comida caliente a la nevera, es mejor esperarse a que esta se enfrié para evitar cualquier tipo de problemas. Si quieres saber cómo hacer para que los alimentos se enfríen mucho más rápido, el sitio web de Bosch Home brinda las siguientes recomendaciones:

  • Separe los alimentos calientes en recipientes más pequeños: cuanto más pequeña sea la porción, más rápido se enfriará la comida
  • Deje las sobras en recipientes de acero inoxidable para que se enfríen: el acero inoxidable transfiere el calor de los alimentos mucho más rápido que el plástico, y siempre puede volver a colocar la porción en un recipiente de plástico para almacenarla.
  • Use un baño de agua helada: coloque los recipientes sobrantes en un fregadero lleno de agua helada y revuelva para que se enfríen aún más rápido.
  • Agregue cubitos de hielo: si está enfriando sopa, estofado u otra comida que no se echará a perder con agua, mezcle un par de cubitos de hielo para ayudar a que se enfríe más rápidamente.
  • Guarde los alimentos calientes en el refrigerador con espacio alrededor, para que el aire frío pueda circular.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.