Un desconcertante avistamiento: delfines jugando con una anaconda. Los investigadores tienen una explicación

Raro encuentro entre una anaconda y un grupo de delfines. (Imagen: Entiauspe-Neto et al., Ecología, 2022).

La naturaleza es hermosa, aunque también puede ser muy extraña. Como el caso de un grupo de delfines jugando con una anaconda. Esto deja muchas interrogantes, empezando con el motivo que lleva a estos delfines juguetear con una enorme serpiente.

Un equipo de investigadores ha informado de la evidencia de varios delfines bolivianos que juegan con una anaconda Beni en el río Tijamuchi, en Bolivia. En un artículo publicado recientemente en la revista Ecology describen las fotografías que tomaron.

Delfines sosteniendo una enorme serpiente. (Imagen: Entiauspe-Neto et al., Ecología, 2022).

Estos son delfines de río, como su nombre indica, viven en los ríos y no en el océano. Según un comunicado de Phys.org explica que están emparentados con el delfín del río Amazonas y viven en la cuenca alta del Madeira, en la parte boliviana del Amazonas. Lamentablemente estos delfines están en peligro de extinción y debido a la oscuridad del agua no se sabe mucho de ellos. Mayormente permanecen bajo la superficie.

«La anaconda del Beni es una especie de boa de la que solo se sabe que vive en partes de Bolivia, en muchos de los mismos lugares que los delfines de río bolivianos y en sus alrededores. Se sabe que los adultos alcanzan aproximadamente dos metros de longitud».

En agosto del 2021 los investigadores se encontraban haciendo un trabajo de campo cuando se dieron cuenta de apariciones inusuales que sobresalen de la superficie del río. Como la curiosidad manda, tomaron muchas fotos y no se percataron de que una anaconda se encontraba en la acción hasta revisar las imágenes en el laboratorio.

Fue sorprendente cuando notaron que los delfines manipulaban la serpiente de una forma que parecen estar jugueteando con ella. No mostraron tener intenciones de comérsela, si no que se pasaban los unos a otros. Probablemente la anaconda no se estaba divirtiendo con esto. Aunque parezca raro, los investigadores sospechan que también estaba vinculada a una actividad sexual.

«Después, pudimos observar en las fotografías que los machos adultos estaban excitados sexualmente mientras participaban en el juego de objetos con la anaconda», explican los autores en el artículo. «También había jóvenes en la escena, y parecía que los adultos les mostraban la serpiente».

Los científicos han planteado que los adultos podrían haber aprovechado la oportunidad para enseñar a los miembros más jóvenes de su grupo más sobre la serpiente.

(Imagen: Entiauspe-Neto et al., Ecología, 2022).

«Tan solo ver su cabeza sobresaliendo del río fue extraordinario», dijo a New York Times Steffen Reichle, biólogo del Museo de Historia Natural Noel Kempff Mercado en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, e integrante del equipo. Reichele dice que no cree que la serpiente se la haya pasado muy bien.

A pesar de tratarse de un animal superdepredador, lo más probable es que lo haya pasado fatal durante el encuentro. Incluso puede haber muerto. Los delfines la mantuvieron bajo el agua durante mucho tiempo y no parecía moverse.

«Las anacondas son semiacuáticas y pueden aguantar la respiración durante algún tiempo, pero como la serpiente fue manipulada durante al menos siete minutos, sumergida la mayoría del tiempo, probablemente pereció», dice el New York Times.

Los hallazgos se han publicado en Ecology.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.