¿Se escribe «incipiente» o «insipiente»? Esta es la forma correcta según la RAE

¿Cuál es la diferencia entre «incipiente» e «insipiente»?

Muchas veces nos encontramos con palabras homófonas, con diferente grafía pero que se pronuncian igual. En ocasiones, estas palabras suelen significar lo mismo, otras veces tienen significados totalmente diferentes, así como también algunas de ellas pueden corresponder a errores ortográficos. Tenemos por ejemplo a «incipiente» e «insipiente», ¿conoces la diferencia entre ellos?

¿Se escribe «incipiente» o «insipiente»?

Respuesta corta: ambas grafías son correctas, pero no tienen el mismo significado. Es decir, dependiendo de a lo que quieras referir, deberás escribir «incipiente» o «insipiente». Veamos cuándo hacer uso de cada palabra.

Cuándo usar incipiente

De acuerdo con el Diccionario de la lengua española (DLE), incipiente es un adjetivo para indicar que algo empieza. Puede señalar a cualquier proceso, sistema o tarea que se encuentra en su fase inicial. Vea los siguientes ejemplos:

  • Le gusta salir por las madrugadas para sentir la brisa del incipiente día.
  • Su enfermedad era incipiente, por eso el tratamiento resultó mucho más eficiente.
Cuándo usar insipiente

De acuerdo con el Diccionario de la lengua española (DLE), insipiente es un adjetivo que significa «Falto de sabiduría, ciencia o juicio». Vea los siguientes ejemplos:

  • No podemos permitir que un insipiente imparta la clase de ciencias.
  • Una vez más los resultados demostraron que los votantes son todavía insipientes a la hora de elegir a sus autoridades.

En resumen, ambas palabras son correctas, aunque no pueden usarse indistintamente. Como cada uno tiene su propio significado, es importante tener en claro las diferencia para evitar confusiones a la hora de escribir. Existe una enorme cantidad de palabras homófonas que a menudo se vuelven problemáticas, es difícil distinguirlas fonéticamente por lo que debemos recurrir a sus diferencias gramaticales.

¿Qué es el Diccionario panhispánico de dudas (DPD)?

Según describe en su sitio web, el Diccionario panhispánico de dudas (DPD) es una obra de consulta, compuesta de más de 7000 entradas, en las que se da respuesta, de forma clara y argumentada, a las dudas más habituales que plantea hoy el uso del español, sean de carácter fonográfico (pronunciación, acentuación, puntuación, grafías, etc.), morfológico (plurales, femeninos, formas de la conjugación, etc.), sintáctico (problemas de construcción y régimen, concordancia, leísmo, dequeísmo, etc.) o lexicosemántico (impropiedades léxicas, calcos semánticos censurables, neologismos y extranjerismos o topónimos y gentilicios de grafía dudosa o vacilante).

Las veintidós academias ofrecen en esta obra respuestas consensuadas que, respetando las variantes de uso, reafirman y preservan la unidad del español en todo el ámbito hispánico. Su propósito no es solo aclarar la norma establecida que regula el uso correcto del español de hoy, sino orientar también sobre lo no fijado mediante la formulación de propuestas guiadas por el ideal de unidad lingüística.

Si deseas conocer más dudas ortográficas frecuentes visita nuestra sección de ortografía donde encontrarás una gran cantidad de artículos al respecto. Del mismo modo, la RAE también atiende a consultas a través de Twitter, para ingresarla solo debes usar la etiqueta #dudaRAE y mencionar a la institución. Para conocer más palabras del «Observatorio de palabras» de la RAE dale clic aquí. No te quedes con la duda, ¡pregunta!

Comparte ciencia, comparte conocimiento.