Niña de 13 años recibe el primer tratamiento contra leucemia incurable

Una paciente de solo 13 años diagnosticada con Leucemia Linfoblástica Aguda (LLA) recibe el primer tratamiento contra esta variante de la enfermedad que, hasta ahora, se consideraba incurable.

Este hecho inédito ocurrió en el Hospital para Niños Great Ormond Street de Londres (GOSH), en Reino Unido, esta es la primera vez en la historia que se utiliza este tipo de terapia y se obtiene éxito. Para los pacientes que actualmente presentan esta enfermedad, sin lugar a duda, es un rayo de luz entre tanta oscuridad, porque no tienen otra alternativa disponible para su cura.

¿Qué es la leucemia?

En un tipo de cáncer que ocurre en el tejido sanguíneo. Como principales características muestra un aumento desordenado y anormal de leucocitos (células de defensa del sistema inmunológico), esto provoca una invasión a la médula ósea (sitio donde nacen las células de la sangra), que trae como consecuencia una falta de eritrocitos, plaquetas y células de defensa. Esto hace que los pacientes queden vulnerables ante enfermedades infecciosas, ya que no tienen defensas.

Las leucemias se clasifican de manera general, de acuerdo a dos criterios: al linaje de la célula afectada (linfoide o mieloide) y si son agudas o crónicas.

¿Qué tipo de leucemia tenía la paciente?

La paciente tenía un tipo de leucemia llamada LLA (leucemia linfoblástica aguda), se caracteriza porque hay un aumento exagerado de linfoblastos (linfocitos inmaduros), estas células no alcanzan la madurez y consecuentemente, son incapaces de realizar sus funciones de protección ante infecciones.

Su aumento es exorbitante, provoca que las demás células normales de la médula ósea no se desarrollen correctamente. Es por esto que hay deficiencia de glóbulos rojos y glóbulos blancos normales. Todo esto provoca infecciones, anemia y sangrados.

La paciente de 13 años tenía esta enfermedad, pero lo preocupante de su enfermedad es que era una variante que no respondió a ningún tratamiento farmacológico y el trasplante de médula ósea tampoco estaba teniendo el efecto necesario, que era la disminución de los linfoblastos.

El nuevo tratamiento y su función

La paciente recibió un tratamiento novedoso, de células genéticamente modificadas de un donador. El tratamiento comenzó a funcionar y después de 28 días, recibió un segundo trasplante de médula ósea para mejorar su condición de salud.

El tratamiento está enfocado en modificar la información genética de los linfocitos T, esto sea realiza mediante métodos de edición genética y “entrenamiento”. Esto confiere la habilidad de destruir directamente a las células cancerosas, pero sin afectar al paciente en tratamiento.

Éxito y los próximos objetivos

La respuesta por parte de la paciente ha sido muy buena, se espera que este sea el camino para mejorar la salud de más niños y la base para que se generen nuevos tratamientos contra otras enfermedades, esto añadió el Dr Waseem Qasim, del departamento de terapia celular y génica del hospital GOSH.

Esta noticia fue publicada en noticiero de GOSH.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.