Cómo desinfectar el fregadero para dejarlo libre de bacterias: la manera fácil de hacerlo

Cómo desinfectar el fregadero.

El fregadero debe de ser una de las áreas más limpias del hogar pues es donde se lavan los trastes que se utilizarán para los alimentos, pero la realidad es muy diferente. En este lugar se almacenan una gran cantidad de bacterias, pues al ser húmedo y con restos de comida es muy probable que esté sucio, por lo que se necesita desinfectar cada cierto tiempo. A continuación, te digo cómo puedes desinfectar el fregadero de una forma sencilla para dejarlo libre de bacterias.

Despeja el área

Para empezar con la limpieza primero es necesario despejar el fregadero que se va a desinfectar para hacer todo mucho más manejable. Si hay trastes sucios ponlos en otra parte o lávalos, si hay restos de comida desecha en el bote, el punto es que el área esté libre para desinfectar fácilmente.

Agua tibia y jabón

Una vez que todo está listo, empieza lavando la superficie con agua tibia y jabón para platos. Pasa el detergente por las paredes del fregadero hasta limpiar todo y después enjuaga con agua tibia para retirar el exceso. Es importante que en este paso utilices una esponja suave y no una de alambres o de lo contrario podría rayar el acero del fregadero.

Lejía

Cuando esté todo enjuagado y no quede ningún residuo de jabón, entonces es tiempo de utilizar la lejía, es importante que utilices guantes para mayor seguridad, además de que ventiles la habitación y tengas mucha precaución pues la lejía es bastante corrosiva. El siguiente paso es llenar el fregadero de tal manera que el agua cubra la mayor parte y agrega una tapa de lejía por cada galón de agua, después deja reposar. Mientras la lejía hace su trabajo remoja la esponja en el agua y limpia el grifo para también desinfectarlo.

Drena

Una vez que hayan pasado 5 minutos debes de drenar toda el agua con lejía. Cuando el fregadero se haya vaciado enjuaga bien toda la superficie para no dejar ningún residuo de producto en las paredes, pues de ser así podría poner en riesgo los trastes, utiliza una esponja húmeda para hacerlo. Por último, seca muy bien.

Otros consejos 

Ahora que sabes cómo puedes desinfectar el fregadero, es adecuado tener en cuenta que acciones evitar para que el acero no se opaque y se dañe. Para esto Just Manufacturing da las siguientes recomendaciones.

  • No permita que los limpiadores de jabón, las esponjas, las toallas o los trapos se sequen en la superficie del fregadero. Pueden opacar la superficie debajo de ellos, así como albergar bacterias u otros elementos no deseados.
  • Enjuague regularmente para evitar que los cloruros que se encuentran en la mayoría de los limpiadores afecten el brillo natural del acero inoxidable.
  • Nunca se deben usar almohadillas de lana de acero en fregaderos de acero inoxidable. Las partículas de hierro que quedan pueden provocar oxidación y corrosión.
  • Para proyectos difíciles de limpiar, pruebe con un estropajo tipo ScotchBrite cuando el trabajo en cuestión requiera un poco de esfuerzo adicional, nuevamente en la dirección de la veta.
  • Evite dejar utensilios de cocina de acero y hierro fundido en su fregadero durante largos períodos de tiempo. El hierro más la humedad sobre el acero inoxidable pueden provocar oxidación y manchas en la superficie.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.