3 puntos claves para saber si es una lima o un limón: aprende a diferenciarlos

Diferencia entre lima y limón.

Probablemente más de una ocasión hayas confundido la lima y el limón entre sí, esto no es algo raro pues tienen apariencias bastantes similares que no permiten una fácil diferenciación. Si quieres conocer cuáles son los tres puntos clave para saber si se trata de una lima o un limón, toma nota porque a continuación te digo cómo.

Formas

Una de las maneras principales para diferenciar una lima de un limón es su apariencia, en específico la forma que estos tienen. La lima suele ser más redonda y grande que el limón, mientras que el limón mantiene una forma un poco más ovalada. En cuanto al color, las limas suelen ser de un color amarillo pálido, mientras y los limones de un verde intenso. Aunque suelen tener variaciones, está es una de las mejores pautas para distinguirlo.

Aroma

Aunque pueda parecer algo un poco complicado para diferenciar, el aroma es un aspecto importante para considerar y distinguir una lima de un limón. Para diferencias huele una pieza y distingue si tiene un aroma dulce y un poco ácido, si es el caso entonces se trata de una lima. En cambio, si hueles y el aroma es totalmente ácido a cítricos se trata de un limón.

Sabor

Una diferencia clave para su diferenciación es el sabor, ya que esto definirá de qué fruta se trata. El interior de un limón será a cítrico intenso además de que la pieza tendrá mucho jugo en su interior. En cambio, la lima tendrá un sabor dulce y algunas veces amargo. Una vez que los pruebes será bastante fácil distinguir entre ellos una vez ya abiertos.

Cómo almacenar correctamente

Una vez que conoces cuáles son las diferencias entre estas dos frutas, hablemos del cítrico favorito de muchos, el limón y cómo se puede almacenar de la manera correcta para que se conserven por mucho más tiempo. Para esto, el sitio web de Masterclass da las siguientes recomendaciones

  • Mantenga los limones a temperatura ambiente. Los limones enteros pueden durar hasta una semana si los guardas a temperatura ambiente en la encimera.
  • Guarde los limones en el refrigerador. Los limones enteros pueden durar un mes en el refrigerador si los guarda en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico sellada en el cajón para verduras.
  • Envuelva los limones cortados. Puede refrigerar mitades de limón y rodajas de limón en el refrigerador durante cinco a siete días en un recipiente hermético o en una bolsa con cierre hermético. También puedes envolver los gajos de limón en una envoltura de plástico para evitar que se sequen.
  • Exprime los limones. Puede hacer jugo de limones y almacenar el jugo de limón en un recipiente hermético o en un frasco de vidrio cerrado en el refrigerador. El jugo de limón puede durar más de cuatro días, aunque poco a poco perderá su sabor.
  • Coloque los limones en el congelador. Puedes congelar limones enteros. Pon los limones en una bolsa para congelar y, cuando los necesites, puedes descongelarlos hasta que vuelvan a estar suaves. La pulpa estará blanda, pero aún podrás usar el jugo. Los limones congelados se mantendrán durante tres o cuatro meses.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.