¿Cómo se marca la «cursiva» y «negrita» en los textos escritos a mano? Esto es lo que dice la RAE

¿Cómo se marca la «cursiva» y «negrita» en los textos escritos a mano?

A través de WhatsApp podemos encontrar textos en negrita, subrayado o en cursiva, los cuales se logran de la siguiente manera: _cursiva_ o /cursiva/, y *negrita*. Sin embargo, no todo son las redes sociales, y si queremos hacer uso de este recurso que resalta el texto o denota extranjerismos en los escritos escrito a mano, ¿cómo lo puedo hacer?

¿Cómo se marca la «cursiva» y «negrita» en los textos escritos a mano?

De acuerdo con la Real Academia española, en textos manuscritos suele utilizarse el subrayado para reemplazar la cursiva que se aplica a los títulos y las comillas en el resto de los casos. Con respecto a la negrita, responde que escapa a las normas de la ortografía. Este último quedaría sujeto a los criterios editoriales.

FundéuRAE explica que no hay alternativa para la negrita y la versalita, ya que son recursos propios de los textos compuestos tipográficamente, «pero en manuscritos preparados para imprenta se marcan con un subrayado ondulado en el caso de la negrita y un doble subrayado en el caso de la versalita. No obstante, son marcas de corrección que no tienen uso general».

La RAE respondió a la duda acerca de la cursiva en su cuenta de Twitter

Consultas de la semana | ¿Cómo se marca la cursiva de los títulos y de otras palabras en los textos escritos a mano?

En textos manuscritos suele utilizarse el subrayado para reemplazar la cursiva que se aplica a los títulos y las comillas en el resto de los casos.

En su cuenta de Facebook, la RAE dijo que generalmente, la cursiva se usa para marcar palabras o expresiones especiales:
  • extranjerismos crudos (que presentan grafías y pronunciaciones ajenas al español);
  • palabras que no pertenecen al registro usado en un texto, impropias, vulgares, irónicas o usadas con sentido especial;
  • expresiones metalingüísticas: «La palabra “árbol” se escribe con tilde».
  • La cursiva sirve, además, para delimitar títulos de obras (libros, películas, series…) cuando se citan dentro de un texto.

De acuerdo con las normas de la Ortografía de la lengua española, los extranjerismos y latinismos crudos o no adaptados (aquellos que se utilizan con su grafía y pronunciación originarias y presentan rasgos gráfico-fonológicos ajenos a la ortografía del español) deben escribirse en los textos españoles con algún tipo de marca gráfica que indique su carácter foráneo. Las locuciones o dichos en otras lenguas que se utilicen en textos españoles deben escribirse preferentemente en cursiva o, en su defecto, entre comillas. Vea los siguientes ejemplos:

  • La historia tuvo un happy end de película.
  • Su bien ganada fama de femme fatale le abría todas las puertas.
  • La tensión fue in crescendo hasta que, finalmente, estalló el conflicto.

Por otro lado, los extranjerismos y latinismos adaptados (aquellos que no presentan problemas de adecuación a la ortografía española o que han modificado su grafía o su pronunciación originarias para adecuarse a las convenciones gráfico-fonológicas de nuestra lengua) deben escribirse sin ningún de resalte, y como han sido adaptados, se someten a las reglas de acentuación gráfica del español. Vea los siguientes ejemplos:

  • Me encanta el ballet clásico / Me encanta el balé clásico.
  • Juego al paddle todos los domingos / Juego al pádel todos los domingos.
  • La reunión se suspendió por falta de quorum / La reunión se suspendió por falta de cuórum.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.