Así es el desayuno perfecto, según la Universidad de Harvard

¿Cómo es un buen desayuno?

Dormir es perfecto para revitalizar el cuerpo, pero no es suficiente ya que cuando despiertas pedirá combustible fresco. «Romper el ayuno» es una forma clave de recuperar fuerzas, y si lo haces de la forma correcta puedes obtener beneficios durante todo el día. Aquí es donde nos preguntamos: ¿cuál es el desayuno perfecto?

En primer lugar, debemos entender que el desayuno es la forma en que rompemos el ayuno nocturno, y NO tiene que ser a primera hora de la mañana. De hecho, los especialistas dicen que si no tiene hambre cuando se despierta, es normal, y no necesita comer. Lo importante es no saltarse el desayuno, porque podría empezar con un déficit de energía y tener que recurrir a tus reservas energéticas.

Para muchas personas un desayuno saludable es cereal, tostadas, bagels, panqueques, wafles, jugo de naranja, huevos… Aunque de vez en cuando está bien, consumir estos productos con frecuencia en el desayuno afectará a su salud de una u otra manera. Harvard Medical School dice que estos alimentos familiares para el desayuno no son saludables debido a que los carbohidratos y azúcares procesados ​​hacen que aumenten los niveles de azúcar en la sangre y de insulina, algo no muy diferente a lo que ofrece un postre.

¿Cuál es el desayuno perfecto?

Por su puesto que aquí no podemos mencionar a uno en específico, pero un desayuno bueno será el que aporte alguna proteína saludable, algunos carbohidratos de digestión lenta y algo de fruta o verdura. La Universidad de Harvard pone como ejemplo una tortilla de verduras con una rebanada de pan tostado de grano entero como buen desayuno, al igual que un tazón de cereales ricos en fibra con fruta fresca y leche baja en grasa o de soja, junto con un puñado de almendras o nueces.

La Dra. Monique Tello, médica en ejercicio en el Hospital General de Massachusetts, directora de investigación y asuntos académicos del Programa de estilo de vida saludable MGH DGM e instructora clínica en la Facultad de medicina de Harvard, menciona que un desayuno saludable puede incluir frutas y verduras, cereales integrales (sin procesar) y proteínas y grasas saludables. También reveló cómo es su desayuno:

  • Fruta congelada: bayas, frutas mixtas, frutas con trocitos de col rizada, lo que sea. La fruta se congela en su punto máximo de frescura, por lo que la calidad y el contenido de vitaminas pueden ser mejores que los que hay en el pasillo de frutas y verduras.
  • Nueces y/o semillas y/o granos de su preferencia: por ejemplo, nueces sin sal, semillas o granos tostados, o una combinación como una granola baja en azúcar.
  • Tu yogur favorito, idealmente natural o bajo en azúcar.
Harvard Medical School proporciona los siguientes 4 consejos para aumentar tu energía de forma natural con el desayuno
  1. Elige cereales integrales. Los cereales y panes integrales con alto contenido en fibra pueden ayudar a mantener el nivel de azúcar en la sangre y evitar un bajón de energía a media mañana.
  2. Incluir proteínas. El yogur es una buena opción; el yogur griego tiene más proteínas que el yogur normal. Los huevos (hasta uno al día) están bien para las personas sanas. Aunque las yemas tienen un alto contenido de colesterol, los huevos tienen proteínas, vitaminas y otros nutrientes y no parecen aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. También puedes incluir alimentos que tengan grasas saludables, como las de los frutos secos o el salmón.
  3. Come dentro, no fuera. Puedes disfrutar de un desayuno saludable fuera de casa si te limitas a la avena. Pero gran parte de la comida tradicional le hará empezar el día con un montón de carbohidratos refinados y grasas saturadas. Evita los desayunos de las cadenas de comida rápida.
  4. Prepara un batido para el desayuno. Combina fruta, zumo, yogur, germen de trigo, tofu y otros ingredientes. Mételos en la batidora con un poco de hielo y tendrás un desayuno refrescante y lleno de energía.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.