Conozca la cantidad de horas que necesita dormir según su edad

¿Cuántas horas de sueño necesito?

La cantidad de sueño que necesitas cambia a medida que envejeces. Se ha demostrado una y otra vez que el sueño es un factor importante de la salud, tanto física como mental, por lo tanto, es bueno empezar conociendo cuántas horas necesitas dormir según la edad que tengas.

Descansar bien por la noche puede hacer que te levantes con mucha energía para realizar las actividades diarias. Por el contrario, un mal sueño puede hacer que te sientas cansado, decaído y con dificultades para concentrarte. A continuación, veamos las horas diarias de sueño que recomiendan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que a su vez se basa en recomendaciones de American Academy of Sleep Medicine y National Sleep Foundation.

  • Recién nacido (0–3 meses): de 14 a 16 horas.
  • Lactante (4–12 meses): de 12 a16 horas por 24 horas (incluyendo siestas).
  • Niño (1–2 años): de 11 a 14 horas por 24 horas (incluyendo siestas).
  • Edad preescolar (3–5 años): de 10 a 13 horas por 24 horas (incluyendo siestas).
  • Edad escolar (6–12 años): de 9 a 12 horas por 24 horas (incluyendo siestas).
  • Adolescente (13–18 años): de 8 a 10 horas por 24 horas (incluyendo siestas).
  • Adulto (18–60 años): 7 horas o más por noche.
  • Adulto (61–64 años): de 7 a 9 horas por noche.
  • Adulto mayor (de 65 años a más): de 7 a 8 horas por noche.

Como ya mencionamos, la cantidad de sueño que se obtiene cada día es importante, pero también se debe tener en cuenta otros aspectos como la calidad del sueño. Una buena calidad del sueño también es esencial. Los CDC dicen que entre los signos de una mala calidad del sueño incluyen no sentirse descansado incluso después de haber dormido lo suficiente, despertarse repetidamente durante la noche y experimentar síntomas de trastornos del sueño (como ronquidos o jadeos).

¿Qué hacer si no puedo dormir? Puede empezar practicando algunos buenos hábitos de sueño. Si estos no mejoran la calidad del sueño y siente que afecta a sus actividades diarias, lo mejor es que acuda con su médico. A continuación, vea algunos hábitos que pueden mejorar su salud del sueño:

  • Sea constante y consciente. Acuéstese a la misma hora cada noche y levántese a la misma hora cada mañana, incluso los fines de semana.
  • Asegúrese de que su dormitorio sea tranquilo, oscuro, relajante y con una temperatura agradable.
  • Retire los dispositivos electrónicos, como televisores, ordenadores y teléfonos inteligentes, del dormitorio
  • Evite las comidas copiosas, la cafeína y el alcohol antes de acostarse.
  • Haga algo de ejercicio. Estar físicamente activo durante el día puede ayudarle a conciliar el sueño más fácilmente por la noche.

Los ronquidos son un problema frecuente. Pueden afectar la calidad de sueño no solo para la persona que ronca, sino también del acompañante. Más allá de una respiración ruidosa mientras duerme, los ronquitos se han asociado con algunos problemas tanto para la salud, desempeño e incluso puede afectar su bienestar mental. La investigación dice que los roncadores frecuentes y los individuos con un alto riesgo de apnea obstructiva del sueño (pausa de la respiración por varios segundos) son menos activos que los que no roncan. Puedes leer más sobre el tema dando clic aquí.

Recomendación: Los adultos que comparten la cama con su pareja duermen mejor que los que duermen solos, según un nuevo estudio

Comparte ciencia, comparte conocimiento.