Trucos caseros para reducir el consumo de agua en la ducha

Cómo ahorrar el agua en la ducha.

Ducharse es una tarea diaria en la que es necesario el consumo constante de agua. Bañarse de manera correcta es importante, no solo para reducir el consumo de agua y contribuir al cuidado del medio ambiente, sino también para un ahorro económico a final de mes. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la ducha promedio dura 8 minutos, algo que puede generar mucho desperdicio, considerando que se puede reducir este tiempo significativamente. Afortunadamente existen maneras de agilizar este proceso de limpieza diaria, que permitirán cuidar el agua. A continuación, algunos trucos para reducir el consumo de agua en la ducha.

Reduce tu tiempo en la ducha

Un paso importante para reducir el consumo de agua en la ducha es disminuir el tiempo que se pasa en ella. Intenta disminuir a 4 minutos por baño. En este lapso es suficiente para un buen aseo sin desperdiciar mucha agua. Puedes intentar poner una canción con esa duración para tener una referencia de cuánto tiempo se lleva en el baño, o bien, utiliza un cronometro con temporalizador para marcar cuándo es hora de terminar.

No cepilles tus dientes y cabello en la ducha

Muchas veces se tiene el hábito de realizar toda la rutina de baño mientras se está en la ducha. Esto es un grave error, es una manera muy común de desperdiciar el agua. En el caso más habitual de cepillarse los dientes durante la ducha puede desperdiciar hasta 9 litro de agua por minuto. Se piensa que esto en una manera de optimizar el consumo al hacer dos cosas a la vez, pero hacerlo en el lavabo solamente implica abrir dos veces el grifo, lo que supone por mucho un menor consumo de agua.

Coloca un balde

Bañarse con agua caliente genera mucha satisfacción, el problema aparece cuando se espera salga el agua a esta temperatura, el desperdicio que se genera es mucho. Una alternativa a este problema es colocar un balde para que el agua fría llene el interior. De esta manera cuando salga el agua caliente no se habrá desperdiciado tanta agua. La cantidad recolectada en el balde puede ser utilizada para bajar el retrete y optimizar el consumo de agua.

Boquilla ahorradora

El tipo de boquilla que se utilice para la regadera marca una diferencia en el ahorro de agua. Instalar una boquilla ahorradora puede llegar a ahorrar una gran cantidad de agua, más de lo que realmente piensas. Una boquilla estrecha será de gran ayuda para bañarse bien y no desperdiciar tanta agua. Es importante saber los litros por minuto deja correr, lo recomendado son 9 litros por minuto.

Reutiliza el agua

Anteriormente se menciona el truco de colocar un balde en la ducha para no desperdiciar el agua que cae, así se recolecta agua para utilizarla en otras tareas. Puedes usarla como agua para trapear, regar las plantas del jardín, bajar el retrete, lavar ropa, incorporarla a la lavadora, entre otros usos. Realizar esto es una verdadera manera de optimizar el uso de agua para no consumir agua innecesaria en otras tareas.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.