La mayor reserva de agua jamás detectada en el universo es 140 billones de veces toda el agua de la Tierra

El concepto de este artista ilustra un cuásar similar a APM 08279+5255. (Crédito: NASA/ESA).

La mayor masa de agua jamás detectada en el universo es equivalente a unos 140 billones de veces el agua presente en los océanos de la Tierra. Lo más sorprendente de todo esto es que ¡alimenta un agujero negro supermasivo!

Los hallazgos fueron presentados por los dos equipos de astrónomos hace poco más de una década. El agua rodea un enorme agujero negro activo de un cuásar, a más de 12.000 millones de años luz de distancia. Los cuásares son núcleos activos de galaxias en los que un agujero negro supermasivo extrae material de un disco que lo rodea, en otras palabras, se está alimentando. En algunos cuásares, el agujero negro crea un chorro que sale disparado casi a la velocidad de la luz.

Debido a que la luz tuvo que viajar más de 12 mil millones de años hasta llegar a nuestros telescopios, estamos viendo agua que estuvo presente solo unos 1.8 mil millones de años después del Big Bang. Esto convierte a este descubrimiento como la reserva más grande de agua y más antigua que se conoce hasta la fecha.

Un cuásar se alimenta de un enorme agujero negro que consume constantemente un disco de gas y polvo que lo rodea. A medida que come, el cuásar escupe enormes cantidades de energía. Son increíblemente luminosos que se pueden detectar a enormes distancias, siendo los objetos más lejanos que se puede detectar relativamente fácil.

Los equipos de astrónomos estudiaron un cuásar concreto llamado APM 08279+5255, que alberga un agujero negro 20.000 millones de veces más masivo que el sol y que produce tanta energía como mil billones de soles, según la NASA. El agua se encuentra en forma de vapor y se distribuye alrededor del agujero negro en una región gaseosa que abarca cientos de años luz de tamaño. Un año luz es casi 9.5 billones de kilómetros.

«Su presencia indica que el cuásar está bañando el gas con rayos X y radiación infrarroja, y que el gas es inusualmente caliente y denso para los estándares astronómicos. Aunque el gas está a unos fríos 63 grados Fahrenheit (menos 53 grados Celsius) y es 300 billones de veces menos denso que la atmósfera de la Tierra, sigue siendo cinco veces más caliente y de 10 a 100 veces más denso que lo que es típico en galaxias como la Vía Láctea» escriben los funcionarios de la NASA en un comunicado.

De acuerdo con las mediciones del vapor de agua y de otras moléculas, como el monóxido de carbono, los astrónomos sugieren que hay suficiente gas para alimentar al agujero negro hasta que crezca unas seis veces su tamaño. Aunque no está claro, ya que parte del gas puede acabar condensándose en estrellas o ser expulsado del cuásar.

Seguramente que esto todavía no está en la cabeza de muchos, ya que durante buen tiempo se solía pensar que la Tierra era un único y lugar privilegiado que contiene agua. Pero hay agua por todos lados, de hecho, la es de las moléculas más abundantes. El agua se forma cuando se juntan dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, por lo que, en teoría, podría haber muchísima agua en el espacio exterior.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.