Diabetes: Consejos para regular el azúcar en la sangre de forma natural

8 formas fáciles y respaldadas por evidencia para reducir naturalmente los niveles de azúcar en la sangre.

La diabetes es una enfermedad metabólica crónica caracterizada por niveles elevados de glucosa en sangre (o azúcar en sangre). Aparece cuando el hígado produce demasiada glucosa, el páncreas no secreta suficiente insulina o el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula la concentración de glucosa en la sangre, es decir, la glucemia. En pocas palabras, refiere a la incapacidad de mantener niveles saludables de glucosa en la sangre, lo que da lugar a numerosos síntomas que pueden afectar a todo el cuerpo y provocar complicaciones graves.

El nivel alto de azúcar en sangre, también conocido como hiperglucemia, está asociado a la diabetes y a la prediabetes. La prediabetes es cuando el nivel de azúcar en la sangre es alto, pero no lo suficientemente alto como para ser clasificado como diabetes, según Healthline.

Aquí hay 8 formas fáciles y respaldadas por evidencia para reducir naturalmente sus niveles de azúcar en la sangre.  

  1. Controle su consumo de carbohidratos. La literatura médica nos dice que la ingesta de carbohidratos influye fuertemente en sus niveles de azúcar en la sangre ya que su cuerpo descompone los carbohidratos que ingiere en glucosa. Por lo tanto, una dieta baja en carbohidratos puede ayudar a regular la glucemia.
  2. Coma más fibra. La fibra ralentiza la digestión de los carbohidratos y la absorción del azúcar y de esta forma ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Además, desempeña un papel en el control del peso y puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  3. Beba agua, lo suficiente. Mantenerse hidratado puede ser la forma más fácil de controlar sus niveles de azúcar en la sangre. Los estudios muestran que las personas que bebían más agua tenían un menor riesgo de desarrollar niveles altos de azúcar en la sangre.
  4. Trate de controlar el estrés. La investigación sugiere que el estrés conduce al cuerpo a segregar unas hormonas llamadas glucagón y cortisol, que provocan un aumento de los niveles de azúcar en sangre. Para ver consejos ingrese aquí.
  5. Aliméntese de forma ordenada. Excederse con las bebidas azucaradas, alimentos ricos en grasas, saltarse el desayuno, evitar los productos beneficiosos como las frutas y verduras, puede convertirse en un principal factor impulsa la diabetes. También no es conveniente comer con irregularidad, por ejemplo: darse el gusto de comer por la noche frecuentemente después de la cena o incluso haberse acostado, esto puede provocar picos de azúcar en la sangre e interrumpe la secreción de insulina.
  6. Duerma lo suficiente. «Cuando duermes menos de seis horas, alteras las hormonas que controlan la glucosa en la sangre y el hambre, y eso puede conducir al aumento de peso», cita a un autor Everyday Health. La falta de sueño también se ha relacionado con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, por lo que es importante hacer del sueño una prioridad.
  7. Ejercítese. Todas las personas necesitan actividad física, ya que puede mejorar la salud ahora y en el futuro. No hacer suficiente actividad física puede aumentar el riesgo de padecer diferentes enfermedades en la cual incluye la diabetes tipo 2.
  8. Mantenga un peso moderado. Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, el exceso de peso puede conducir a la resistencia a la insulina. Los expertos creen que la obesidad, especialmente el exceso de grasa en el abdomen y alrededor de los órganos, llamada grasa visceral, es una de las principales causas de la resistencia a la insulina.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.