¿Podrás encontrar el rostro escondido? 9 de cada 10 ha fallado este nuevo acertijo visual

Foto: Small Joys

Mantener una mente activa ayuda a retrasar el desgaste cerebral y de cierta manera evita la depresión, el estrés y la ansiedad. Es por ello que este tipo de acertijos son recomendados por profesionales para mantener un cerebro sano y desarrollar capacidades como la memoria o la percepción, sobretodo en niños y ancianos.

Es bien sabido que aparte de ser un desafío personal por querer demostrar la rapidez y destreza que se tiene, es también una alternativa para ejercitar habilidades cognitivas. Participar en retos visuales trae consigo beneficios a corto y largo plazo, por decir, estimula la actividad cerebral e incentiva el pensamiento creativo.

Este reto en especial será el encargado de poner a prueba tu capacidad de atención y análisis. El amplio alcance que tienen estos acertijos nos ha permitido traer este que fue creado por el personal de Small Joys.

¿Estás listo para iniciar un desafío mental de lo más desestresante?

Posteriormente se muestra una imagen dónde están dos personas hablando casualmente pero no se han percatado que una cara está cerca ¿Ese alguien es capaz de observarlos? tendrás que descubrirlo.

Para conseguir el triunfo deberás encontrar el rostro que se oculta en algún rincón de la imagen, trata de buscar todas las maneras posibles. Durante este acertijo visual debes poner en práctica no solo tu poder de observación sino también de astucia, ingenio e imaginación.

No olvides que sólo dispones de 9 segundos. 

Foto: Small Joys

¿Lograste distinguir el rostro humano?

Si después de no dejar escapar ningún detalle no has estado ni cerca de encontrar el rostro, no te desanimes sólo debes relajarte e intentar una vez más, pero con un nuevo enfoque ya que se revelará una pista secreta para tu búsqueda.

Busca en la parte alta de los troncos del lado derecho, en una de sus ramas se esconde el rostro

Si aún no te das por vencido, busca otra vez en la imagen. Pero si te urge conocer la respuesta sigue deslizando.

SOLUCIÓN

Bueno ese dichoso rostro nunca perteneció a una persona, más bien se formó entre las ramas de los árboles.

Foto: Small Joys
Comparte ciencia, comparte conocimiento.