El coronavirus responsable de la COVID-19 puede infectar el tejido del pene y afectar su erección.

No es una novedad saber que el SARS-CoV-2 tiene una elevada capacidad para infectar muchos tejidos del cuerpo humano, pues los receptores ACE2 que el virus utiliza para ingresar a las células, se expresan en una gran cantidad de tejidos en el cuerpo humano. Desde los inicios de esta pandemia, salieron muchos estudios que planteaban varias hipótesis de que este virus podía infectar, además de vías respiratorias, el hígado, bazo, intestinos, riñones, corazón y cerebro. Mientras la investigación médica avanzaba en torno a la COVID-19, dichas hipótesis se consolidaron más. Hoy sabemos sin lugar a dudas que el SARS-CoV-2 puede infectar estos órganos y sistemas.

Pero ahora, un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami, ha arrojado evidencia de que, además de los órganos anteriormente mencionados, este virus también tiene la capacidad de afectar el tejido del pene, y puede ocasionar daños relacionados a problemas de erección. 

«Nuestra investigación muestra que COVID-19 puede causar una disfunción endotelial generalizada en muchos otros órganos más allá de los pulmones y riñones, incluido el pene”, comentó el Dr. Ranjith Ramasamy, director del Programa de Urología Reproductiva de la Escuela Miller y autor principal del estudio. «En nuestro estudio piloto, encontramos que los hombres que anteriormente no se quejaban de disfunción eréctil desarrollaron una disfunción eréctil bastante grave después del inicio de la infección por COVID-19».

En su estudio, los investigadores utilizaron tejido de este órgano de pacientes que habían sido sometidos a cirugía por una disfunción grave. Utilizaron muestras de dos hombres que habían padecido COVID-19 y otras dos muestras de hombres sin antecedentes de la infección. Dichas muestras fueron analizadas en la búsqueda de no solo rastros del SARS-CoV-2, sino también de evidencia de daño ocasionado en las células endoteliales asociadas a disfunción.

Para su sorpresa, los investigadores descubrieron que el virus estaba presente en el tejido de los hombres con antecedentes de COVID-19, los cuales también mostraron evidencia de disfunción endotelial, lo cual no se vio en los hombres que no habían sufrido COVID-19 “Nuestro estudio es el primero en demostrar la presencia del virus que ocasiona la COVID-19 en el órgano masculino mucho después de la infección inicial”. Explican los investigadores en su estudio publicado hace unos días en el World Journal of Men’s Health. “Nuestros resultados también sugieren que la disfunción generalizada de las células endoteliales de la infección por COVID-19 puede contribuir a la disfunción eréctil”.

Sin embargo, el equipo está consciente de que se necesitan más estudios que puedan reproducir sus resultados, y esperan que futuros estudios puedan evaluar los mecanismos moleculares que el SARS-CoV-2 emplea para ocasionar disfunción eréctil.

La investigación ha sido publicada en el World Journal of Men’s Health, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:COVID-19, Medicina y Salud

Etiquetas:, ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. Los científicos han calculado la masa de todos los coronavirus del mundo responsables de la COVID-19 – Enséñame de Ciencia