Desarrollan un nuevo análisis de sangre capaz de diagnosticar tu nivel de depresión.

La sangre es el fluido biológico que por excelencia se utiliza para análisis de cualquier sistema de tu organismo. Con una simple muestra de sangre se puede detectar, por ejemplo, el nivel de glucosa de tu organismos, si has sufrido infartos agudos al miocardio… o hasta detectar algunos tipos específicos de cáncer. Esto se logra gracias a ciertos parámetros conocidos como “biomarcadores”, sustancias que son producidas por cierto tipo de células y que son utilizadas como indicativo de un estado biológico.

Ahora, un equipo de investigadores liderados por la neurocientífica Alexander B. Niculescu, de la Universidad de Indiana, han identificado 26 biomarcadores en la sangre de pacientes, los cuales están relacionados con la incidencia de trastornos bipolares y maníacos, del estado de ánimo y depresión. Aunque el diagnóstico tradicional de la depresión es a través de las evaluaciones psicólogas y psiquiatras, esta nueva investigación sugiere que una simple muestra de sangre podría ser una opción práctica en el futuro, o bien podría  complementar las pruebas conocidas como “gold standard” para su diagnóstico confirmatorio.

«Los biomarcadores sanguíneos están emergiendo como herramientas importantes en los trastornos en los que el autoinforme subjetivo de un individuo, o la impresión clínica de un profesional de la salud, no siempre son confiables», comenta la Dra. Niculescu. «Estos análisis de sangre pueden abrir una puerta precisa y personalizada con el tratamiento y control médico”.

El estudio se llevó a cabo durante un periodo de cuatro años, tiempo en el que se trabajó con pacientes del Centro Médico Richard L. Roudebush VA, en Indianápolis. En dichos pacientes, se tomaron muestras sanguíneas y se evaluaron aquellos posibles marcadores genéticos que estuvieran vinculados con su estado de ánimo. Después compararon los resultados obtenidos con una base de datos masiva de genética humana. Curiosamente, los investigadores identificaron una serie de biomarcadores relacionados con los trastornos del estado de ánimo, acortando la lista a solo 26 biomarcadores. 

En una segunda etapa, los investigadores evaluaron 26 biomarcadores en otro grupo de pacientes con problemas psiquiátricos. Al analizar los resultados, el equipo notó que todos estos sujetos fueron positivos para doce biomarcadores relacionados con su estado de depresión, de los cuales, seis estaban vinculados a trastornos bipolares y dos a manía. De los principales biomarcadores relacionados con los trastornos del estado de ánimo, ocho están involucrados con el ritmo circadiano, lo cual podría proporcionar una base molecular que explique vínculos entre la depresión y trastornos del sueño.

Debido a que no todos los cambios en la expresión de las células periféricas son un reflejo de la actividad cerebral o están relacionados con ella, el equipo realizó una serie de estandarizaciones genómicas para verificar que los resultados observados eran relevantes para el estado de ánimo y sus trastornos.

De momento la prueba está encaminada meramente al área de la investigación, pero el equipo espera que muy pronto esta pueda ser usada a nivel clínico para diagnosticar estas afecciones de manera puntual con una simple muestra de sangre.

 

El estudio ha sido publicado en el Molecular Psychiatry, y lo puedes ver aquí.

 

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Ciencia, Medicina y Salud

Etiquetas:,

1 respuesta

Trackbacks

  1. Gas de la risa como antídoto para la depresión. – Enséñame de Ciencia