El curioso pulpo con 96 tentáculos descubierto en Japón, y que se ha viralizado en redes sociales.

Si hay algo que caracteriza a la naturaleza, son los constantes  errores que esta comete. La naturaleza no es perfecta, y constantemente produce alteraciones que propician la generación de organismos aberrantes. Un ejemplo de ello son las afecciones genéticas, que muchas veces están asociadas a malformaciones y cambios en la integridad física de muchas especies.

Dentro de este ejemplo de desperfectos naturales, tenemos a un peculiar pulpo (Octopus vulgaris) descubierto hace más de dos décadas (en 1998) en la bahía de Matoya, el cual poseía 96 tentáculos, tenía una masa aproximada de 3.3 kilogramos y medía 90 centímetros de largo; así lo mencionó en su cuenta de Twitter el acuario Shima Marineland, que es donde se encuentra en exhibición dicho ejemplar.

Este curioso pulpo se viralizó hace un par de meses en redes sociales, y en múltiples ocasiones se presentaba la oportunidad para poner en duda su veracidad. Y no es para nada raro, pues en internet circulan muchas imágenes falsas que son el resultado de la edición fotográfica.

No se sabe con certeza qué fue lo que provocó que este ejemplar tuviera tentáculos excedentes. Bien pudiera ser debido a mutaciones presentes en su material genético o su carga genómica, pero las hipótesis más aceptadas sugieren que fueron el producto de una regeneración anormal que ocurrió después de que el pulpo sufriera algún tipo de lesión.

Si bien los pulpos normalmente tienen ocho extremidades, hay situaciones en las que pueden llegar a presentar más tentáculos de lo común. En un artículo publicado hace ya muchos años en el Proceedings of the Japan Academy, se describían varios «pulpos con brazos ramificados» que ya se habían descubierto desde entonces, incluido un espécimen con 68 brazos.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Curiosidades Científicas y más., Mundo

Etiquetas: