3 cosas que siempre debes tener en tu cocina para que se mantenga limpia

Aunque la cocina es uno de los sitios del hogar en el que se invierte mayor esfuerzo y tiempo para mantenerla limpia, la realidad es que debido al uso que se le da, esta se suele ensuciar constantemente con gran facilidad, lo que dificultad los objetivos higiénicos que se buscan alcanzar.

En este sentido, si bien es cierto que la constante limpieza es la forma más efectiva de mantener la higiene de este sitio, hay un par de prácticas que te pueden ayudar a conservar esto de una manera realmente efectiva y sin mucho esfuerzo.

Esto no se trata de ningún tipo de tratamiento de limpieza, sino de simples prácticas que se basan el empleo de instrumentos de cocina que normalmente tenemos en casa, pero que por diversos motivos no se suelen ocupar.

Es posible que estas prácticas no te sorprendan demasiado, sin embargo, al leerlo, te darás cuenta de que durante la elaboración de los alimentos, normalmente prescindes de esto, lo que provoca que la cocina se ensucie con gran facilidad y mucho más rápido.

De este modo, para mantener tu cocina mucho más higiénica y evitar la inversión de tiempo y esfuerzo en limpiar constantemente, sigue estas recomendaciones, simples, pero funcionales.

3 cosas que debes tener siempre en tu cocina para que esta se mantenga limpia
Campana extractora funcional para cocinar

Seguro que la mayoría de nuestros lectores coincidirán en que esto es fácil de asumir, sin embargo, gran parte de las personas prescinde del uso de este instrumento durante la preparación de sus alimentos, sin embargo, utilizar la campana extractora es básico para mantener tu cocina limpia.

Este instrumento, al captar los vapores emitidos durante la cocción de nuestros alimentos, evita que la cocina y, en general, toda tu casa se impregne de los diversos aromas desprendidos. Además, resulta muy funcional para eliminar la grasa en suspensión que a menudo salpica de los alimentos, evitando que tu estufa y sus alrededores se manchen con ella.

Tapas de sartenes y ollas

Nuevamente, aunque esto podría ser una práctica fácil de asumir, la realidad es que tanto en preparaciones simples; freír un huevo, por ejemplo, como al realizar comidas mucho más elaboradas, el uso de las tapas de las ollas o sartenes se suele prescindir.

Sin embargo, si empleas las tapas de los instrumentos de cocina cada que realices cualquier preparación en la estufa, por muy simple que esta sea, te darás cuenta de que disminuirá de manera considerable la comida y grasa que salpique hacía la estufa, encimera (o mesada) e incluso hacía el piso, lo que a la larga evitará que tengas que limpiar tu cocina con tanta frecuencia.

Trapos o paños limpios

Durante la preparación de los alimentos, es inevitable que tus manos y las superficies se ensucien, no obstante, si mantienes un par de trapos o paños cerca y limpias al momento tus manos, así como los sitios que se ensucian, evitarás que la suciedad y grasa tenga el tiempo suficiente para adherirse fuertemente y, además, evitarás ensuciar otras superficies con tus manos.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.