Esta es la manera correcta de desinfectar las uvas, según la ciencia

Desinfecta las uvas correctamente.

Las uvas son una de las frutas favoritas de muchas personas, pero pertenecen a la gama que necesitan ser lavas de la manera correcta o de lo contrario podrías enfermarte, por desgracia en muchas ocasiones se omite este paso o no se realiza de la manera adecuada. Toma nota porque a continuación te diré cómo desinfectar las uvas de una forma sencilla y correcta.

Estas frutas son pertenecientes a una lista electa de productos que necesitan ser lavados debido a los altos niveles de pesticidas que contienen, sobre todo al ser productos comerciales. Por lo tanto, se necesita quitar la mayor cantidad de posibles productos pesticidas que hayan permanecido en ellas. Algunos piensan que la capa blanca que muchas veces se encuentra en las uvas se debe al residuo de algún pesticida, pero en realidad se llama floración, la cuál es una capa cerosa que está compuesta principalmente de ácido oleanólico, que produce la planta para proteger a la uva.

Utiliza agua fría

Al momento de lavar las uvas lo más adecuado será hacerlo con agua fría. Para realizarlo de la manera correcta te recomendamos colocarlos en algún colador para que el proceso sea más sencillo, o bien puedes hacerlo sosteniéndolas con las manos. Procura retirar las uvas que se encuentren mallugadas o cortadas a la mitad. Después deja enjuagar durante 30 segundos para limpiarlas de manera correcta. Por último, tendrás que escurrir muy bien para drenar toda el agua y las uvas son sean dañadas.

Lava justo antes de consumirlas

Un punto importante es que evites lavar las uvas antes de meterlas al refrigerador, ya que es posible que cuando vayas a almacenarlas decidas lavarlas para evitar hacerlo después y ahorrar tiempo o tenerlas listas desde un inicio, pero este es un error pues de esta forma podrías acelerar su deterioro ya que el exceso de humedad no es favorable para estas frutas. Te recomendamos lavar justo antes de consumirlas y escurrirlas muy bien para evitar cualquier tipo de daños.

Cómo almacenar correctamente las uvas

Ahora que sabes cómo puedes desinfectar las uvas de la manera correcta también es adecuado conocer cómo puedes almacenarlas de la manera adecuadamente para evitar su deterioro. Para esto el sitio web de Masterclass da las siguientes recomendaciones:

Cómprelas lo más frescas posible: mientras compra, intente recoger una caja, un racimo o una bolsa de uvas que se sientan firmes y se vean vibrantes en su empaque original. Seleccionar cuidadosamente sus uvas le dará una ventaja para mantenerlas frescas.

Almacene en un lugar frío: evite almacenar las uvas a temperatura ambiente a menos que las esté sirviendo el día de la compra. Si planea servir las uvas dentro de una semana, coloque el racimo en la parte trasera del refrigerador o dentro de un cajón para verduras con una configuración de humedad alta (lejos de las frutas y verduras que requieren menos humedad). Para almacenar las frutas por más tiempo, es óptimo colocarlas en un congelador a alrededor de treinta y dos grados Fahrenheit.

Elige el recipiente adecuado: Almacenar las uvas en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico no es ideal para mantener su frescura porque bloquea la circulación. Considere mantener las uvas en su empaque original ventilado con espacio entre ellas y flujo de aire directo.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.