Cómo recuperar el brillo del piso de madera: 3 trucos infalibles para dejarlo como nuevo

El hogar es un lugar de resguardo, donde la mayoría de las personas encuentra un sitio confortable y de protección. Además de eso, este espacio también brinda la oportunidad de expresar nuestra identidad, modificando el mismo, de acuerdo a los gustos de cada persona.

La casa nos ofrece un amplio panorama para la decoración de interiores, donde se puede elegir desde colores, texturas, muebles, pinturas, cuadros y diversos materiales para la construcción. Sin embargo, es importante considerar las ventajas y desventajas de cada una de las elecciones que tomemos.

Un ejemplo de esto son los pisos y/o acabados en madera, el cual definitivamente brindará un toque elegante a tu hogar, pero, los cuidados son mayores a diferencia de la loseta.

Este tipo de pisos suele lucir espectacular, pero, también suele perder su estética de forma fácil si no se tienen los cuidados pertinentes, siendo la exposición al agua, uno de los factores que afecta rápidamente la madera.

Normalmente, se tiene la idea que contar con un piso de madera en casa suele representar un gran gasto, sin embargo, existen excelentes trucos caseros que te permitirán lucir acabados impecables y lo mejor de todo es, que son muy económicos y fáciles de aplicar.

Si tus pisos han perdido brillo por el paso del tiempo, rayones por la fricción entre la tierra que se aloja en el calzado y el material o simplemente, en algún momento quedaron expuestos a un agente abrasivo o corrosivo, te diremos una forma fácil de limpiarlos, de una manera impecable, al mismo tiempo que cuidas y alargas el tiempo de vida de los pisos de madera, recuperando su brillante apariencia.

¿Cómo recuperar el brillo de los pisos de madera?

Cera de abeja y aceite de oliva

Con la fusión de estos dos ingredientes se puede obtener una cera casera ideal para cuidar tus pisos de madera.

Para preparar esta cera casera necesitarás ½ taza de cera de abejas (100 g), 1 taza de aceite de oliva (200 g) y (opcional) 1 cucharadita de aceite esencial de lavanda (5 g).

Una vez que ya tengas listos tus ingredientes coloca la cera de abeja en un refractario que aguante altas temperaturas para que se derrita (en el microondas o baño maría). Cuando la cera se encuentre líquida agrega el aceite de oliva e integra perfectamente a fuego bajo durante 2 minutos. Pasado el tiempo, puedes incorporar la esencia de lavanda y dejar enfriar para almacenar en un frasco de vidrio.

Para usarla solo deberás tomar un poco de la mezcla y derretirla en el microondas o baño maría y con ayuda de un paño, pulir tus pisos hasta obtener el acabado deseado.

Aceite de coco y limón

La fusión de estos dos productos simplemente dejará un olor delicioso en tus pisos, al mismo tiempo que hará que brillen como nunca.

Para este truco necesitarás ½ taza de aceite de coco (100 g) y el zumo de un limón. Una vez que tengas todo listo, llevarás a cabo el mismo procedimiento que con la cera de abeja, derritiendo perfectamente el producto y combinándolo con el zumo del cítrico.

Enseguida, almacena en un recipiente hermético y aplica en el piso de madera con ayuda de un paño, haciendo pequeños movimientos en círculos para pulir la superficie. Deja que la mezcla se absorba sin enjuagar y los resultados serán sorprendentes.

Vinagre blanco y aceite de oliva

La mezcla de estos dos productos te ofrecerá una limpieza completa, mientras que el vinagre blanco desinfectará los pisos gracias a sus propiedades antimicrobianas, el aceite de oliva les dará el acabado perfecto a los pisos, recuperando el brillo perdido.

La forma de preparar es muy sencilla, lo único que deberás hacer es incorporar ½ taza de vinagre blanco (125 ml) y ½ taza de aceite de oliva (125 ml). Una vez que tengas una mezcla homogénea procede a aplicar sobre el piso de madera y frotar con un paño o trapero suave. Si requieres una cantidad mayor de producto, solo no olvides mezclar en partes iguales.

¡Listo! Devuélvele el brillo a tus pisos con estos sencillos trucos, al mismo tiempo que hidratas la madera.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.