6 alimentos que nunca deberías meter al congelador

Alimentos que no se deben congelar.

Congelar los alimentos puede ser una práctica realmente útil, sobre todo cuando se quieren preparar los alimentos para simplemente calentarlos. Pero no todo es color de rosas, desgraciadamente existen algunos alimentos que no deberían ser sometidos a estas bajas temperaturas, ya que existe el riesgo que arruinar su estructura o eliminando su sabor. Si quieres conservar correctamente los alimentos, es mejor que tomes en cuenta cuáles son esos alimentos prohibidos para el congelador. A continuación, 6 alimentos que nunca deberían congelarse.

Comida frita

Tal vez en más de una ocasión te hayas comprado comida frita congelada para cocinarla en algún momento de emergencia, lo que parece contradictorio para esta lista. Pero no es tan fácil como parece, ya que los alimentos fritos congelados estarán empapados una vez que se hayan nivelado a temperatura ambiente, y sobre todo cuando estén en contacto con las altas temperaturas de la sartén. Incluso si vuelves a freírlos, estos alimentos estarán blandos y con una consistencia empapada. Por lo que es mejor preparar todo al momento. Otro efecto negativo de hacer esto es que el aceite se filtrará por todas partes, lo que cambiará el sabor del alimento.

Lechugas de hoja verde

Las lechugas y las hierbas de hoja verde en general, no se llevan bien con las bajas temperaturas de este electrodoméstico. Cuando estas hierbas son congeladas, las paredes celulares se fragmentarán dando como resultado unas hojas crujientes y trasparentes, o en otros casos, marrones. Si deseas conservar estos alimentos, es mejor buscar otras alternativas para hacerlo. No las desperdicies.

Mayonesa

Evita someter la mayonesa a altas temperaturas, ya que podría arruinarla por completo y cuando se descongele no servirá. La congelación provocará que pase de cremosa a ser grumosa, ya que descompondrá su fórmula y separará la grasa. Si no quieres que en vez de mayonesa sea queso aguado, entonces olvídate de conservarla por más tiempo de esta manera.

Huevos

No es buena idea congelar los huevos, pues al hacer esto el contenido interior de los huevos se expande, lo que podría ocasionar que su cáscara explote haciéndolos inservibles, a menos que quieras hacer compost con ellos. Si la jardinería no es tu objetivo entonces no se te ocurra congelarlos. Si necesitas hacerlo entonces asegúrate de quitar las cascaras y coloca las claras y yemas en alguna bolsa para almacenarlas y poder disponer de ellas en un futuro.

Queso

Si estabas pensando por alguna razón el congelar el queso y guardarlo para después, es mejor que no lo hagas. El queso congelado cambiará de textura y hasta puede volverse harinoso, pesado y denso. La mayoría de estos productos pueden durar mucho tiempo cuando son almacenados correctamente (aunque es mejor consumirlos rápido para evitar la descomposición).

Pasta o arroz

La pasta y el arroz son dos alimentos que nunca deben de ir en el congelador. Este proceso tiene un efecto desfavorable en su fórmula, ya que los volverá bultosos y grumosos, muchas veces eliminando el sabor.

Hablando de congelar cosas, si quieres conocer cómo descongelar la carne en tan solo minutos, en un artículo anterior de Enséñame de Ciencia te decimos cómo.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.