Trucos caseros para eliminar el óxido de los barandales

Deja la rejilla como nueva.

Las rejillas o barandales del hogar le dan un mejor aspecto a la fachada de la casa, el problema es cuando inevitablemente suelen oxidarse, ya sea por el agua de la lluvia o cualquier otro factor. Afortunadamente existen ciertos métodos que harán más fácil el proceso de limpieza para eliminar el óxido y los restos que este deje, A continuación, te digo cuáles son.

Lijar

Lijar es un buen punto para comenzar a quitar el óxido de los barandales, esto requiere poco trabajo y es fácil de ejecutar. Para lijar utiliza algún desengrasante para que sea más fácil limpiar, además primero quita cualquier suciedad o restos con un paño limpio para dejar que la rejilla se seque. Después con algún alambre de acero o cepillo limpia las áreas que más oxido tengan, después enjuaga y saca todo el material.

Vinagre

El vinagre es perfecto para eliminar el óxido de las rejillas, para esto será necesario utilizar un cuarto de sal por litro de vinagre blanco, después vierte sobre las rejillas para cubrir la mayor parte, puedes hacerlo con una esponja, talla muy bien una vez que el óxido se haya ablandado, notaras como después de cepillar se removerá muy bien, Por último, solo tendrás que enjuagar y secar con un trapo.

Bicarbonato

El bicarbonato de sodio es un polvo perfecto para solucionar el problema de oxido en las rejas. Como en los pasos anteriores, primero desengrasa y seca. El siguiente paso es crear una pasta con bicarbonato y un poco de agua para poder aplicarla en las partes oxidadas y dejar reposar por un par de horas. Pasado ese tiempo pasa un cepillo por toda la zona afectada para remover cualquier resto de oxido. Enjuaga como en los pasos anteriores y listo. Las rejas quedarán como nuevas.

Cepillado con alambre

El cepillado con alambre es ejecutado con alguna herramienta eléctrica simple, que en su mayoría necesita cable. En el caso de que utilices herramientas eléctricas necesitarás aplicar un toque suave para eliminar el óxido en los espacios estrechos o esquinas. Después de cepillar asegúrate de eliminar el óxido restante frotando con una tela o lana de acero, (o bien puedes utilizar una lija). Por último, moja un trapo con alcohol y prosigue con el procedimiento de limpieza en las zonas de oxido desgastadas. Listo, el barandal estará libre de oxido para darle una mejor vista a tu hogar.

Eliminar óxido del hierro forjado:

Otra opción es eliminar el óxido del hierro forjado, para esto el procedimiento es un poco diferente, para esto Today’shomerowner da las siguientes recomendaciones.

  • Eliminar el óxido: use papel de lija, un cepillo de alambre o un accesorio de taladro con cepillo de alambre para eliminar todo el óxido y la pintura suelta. (NOTA: use una máscara contra el polvo aprobada o un respirador cuando quite pintura o pintura en aerosol).
  • Retire el polvo: sople o aspire las barandillas para eliminar la mayor cantidad de polvo posible.
  • Limpie la superficie: use alcoholes minerales en un paño para limpiar la superficie del hierro forjado.
  • Imprimar hierro forjado: aplique una capa de imprimación inhibidora de óxido en todas las superficies.
  • Pintura Forja: Aplicar dos manos de pintura para metal en todas las superficies.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.