4 trucos para recuperar el brillo de tus ollas en cuestión de minutos

Recupera el brillo de tus ollas.

Con el pasar del tiempo y el uso que se le da a las ollas y sartenes, es normal que pierdan su brillo, se opaquen y sean más susceptibles a almacenar grasa en su superficie. Pareciera que nunca volverán a lucir como nuevas, aun así, existen algunos trucos caseros con ingredientes que puedes encontrar en casa para que luzcan como nuevas.

Método del limón hervido

Algo que probablemente tengas por tu cocina son cascaras de limón. El ácido cítrico que contienen los limones permitirá recuperar el brillo de las ollas y sartenes. Para crear esta acción en el sitio web de BobVila se recomienda poner a hervir dos limones grandes cortados en cuartos para después ponerlos a hervir en la estufa, debes agregar el agua suficiente, hecho esto, pon a hervir el agua, verás como el brillo se irá recuperando. Deja reposar por 5 minutos y retira del fuego, después espera a que enfríe para desechar el agua y los limones. Al final de este procedimiento la olla o cazuela debería quedar reluciente y brilloso.

Salsa de tomate y sal

Intenta utilizar salsa de tomate y sal para restaurar las ollas sin brillo. Con este truco el ácido de los tomates recuperará el brillo de la superficie. Tendrás que agregar una capa de salsa de tomate y sal para después frotar como un paño limpio, por último, enjuaga y lava bien. Así el brillo reaparecerá de una manera sencilla. También funcionará para quitar la grasa pegada y limpiarla con profundidad.

Bicarbonato y vinagre

Utilizar bicarbonato de sodio y vinagre es genial para recuperar el brillo de las ollas, estas dos sustancias son un gran limpiador casero, que además de poder encontrarlos en la cocina, también son fáciles de utilizar. Para recuperar el brillo de tus ollas con estos dos ingredientes vierte el vinagre y el agua en el fondo de la olla o cazuela, después debes de dejar que se caliente en la estufa hasta notar que ya está hirviendo. Pasado un minuto debes de retirarlo y quitarle el vinagre que contiene. Es aquí donde entra el bicarbonato de sodio, debes de agregarlo cuando la olla esté bien seca, así con las capacidades abrasivas del bicarbonato se eliminarán las manchas de aceite que tenía impregnadas en su superficie. Pasados unos minutos solamente retira y enjuaga muy bien, verás como tu olla lucirá como nueva.

Sal para recuperar el brillo

La sal es otro de los ingredientes que la mayoría pueden encontrar y conservan en la cocina y que puede ayudar a recuperar el brillo de las ollas y sartenes. El procedimiento es muy sencillo, debes de cubrir la superficie con sal molida y deja reposar por unos minutos, verás como se recuperará el brillo para quedar como nueva. Una variable para este truco casero es el uso de sal y la mitad de una papa. Corta una papa a la mitad y con ella aplica sal a la sartén, será excelente para recuperar el brillo.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.