¿Por qué mi internet es tan lento? 4 errores frecuentes que ralentizan tu wifi

Errores frecuentes que ralentizan tu wifi.

Estás a punto de entregar una tarea cuando solo te queda un minuto en la cuenta regresiva, lo único que te hace falta es cargar el archivo y picarle en el botón entregar. Los estudiantes entienden perfectamente este momento de adrenalina, completarlo es un momento sumamente reconfortante. Sin embargo, el internet puede jugarte una mala pasada y causar un retraso en la tarea, arruinando por completo tu sensación de gladiador.

Si alguna vez pasaste una situación similar, la cual no quieres repetir, o simplemente te gusta ir rápido para dilatar el tiempo, en este artículo te mencionaré los errores frecuentes que hacen que tu wifi vaya lento.

  1. Estás escondiendo tu enrutador o rúter wifi.

Un punto importante para disfrutar de una buena conexión es el lugar donde colocas el rúter. Aún si tienes una buena cantidad de megas, esto podría estar perjudicando la velocidad de internet que usas en tus actividades diarias. Las obstrucciones físicas como televisores, paredes, puertas… podría debilitar la señal.

Los peores lugares para el rúter

  • Sótanos
  • Baños
  • Armarios o cajones
  • Esquinas
  • Cocina o lugar donde hay muchos artefactos

Los mejores lugares para el rúter

  • Salas
  • Oficinas en casa
  • Zonas o áreas libres (de preferencia al centro de la casa)

Los enrutadores inalámbricos tienden a difundir las señales wifi de manera uniforme en todas las direcciones desde donde se encuentran. Esto significa que si, por ejemplo, su rúter está a la esquina de la casa, desaprovechará la mitad de la señal, por lo debe colocarse en el centro de su hogar o área de trabajo para aprovecharlo al máximo.

  1. Demasiados usuarios.

Venga, está bien compartir el internet de vez en cuando, pero no podemos permitir que esta generosidad se extienda a tal extremo de ser un problema, el wifi no es un recurso ilimitado. Todo dispositivo que se conecte consumirá un poco del ancho de banda total disponible.

Procure llevar un control de la cantidad de dispositivos que se conectan y si alguno de ello es sospechoso o ajeno a tu hogar, considera actualizar su contraseña de seguridad. Y si es necesario que comparta su red, entonces puedes configurar una red de invitados para dejar intacta la cantidad que necesitas.

  1. No sabes tus Mbps.

La cantidad de Mbps no siempre es la misma que tu compañía de servicios ofrece. Si estás pagando un paquete alto y considera que no recibes lo que mereces, dirígete a Speedtest.net o Fast.com para un análisis en tiempo real de su conexión. Si resulta que es menor a la que te ofrecen, puedes preguntar a tu proveedor para resolver el problema, y si el paquete es bajo, podrías también considerar echarle un par de pesitos más.

  1. Sobrecargar al rúter.

¿Has escuchado decir que cuando algo anda mal o la PC está lento se soluciona con una reiniciada? Del mismo modo, el rúter a veces también necesita el aire fresquito de un “reiniciar”. No se recomienda desconectarlo o apagarlo cada vez que lo dejas de usar, sino que estos dispositivos también pueden atascarse después de mucho uso y reiniciarlo o simplemente apagarlo y encenderlo podría devolverlo a la vida. Por otra parte, si el enrutador es muy viejo, piense en que la tecnología avanza rápidamente y podría ser el momento de una actualización.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.