La NASA ha convertido en música las icónicas imágenes de James Webb, y se escuchan tan bien como se ven

Las primeras imágenes de Webb, ahora las puedes escuchar.

Estas pistas de audio son compatibles primero con los oyentes ciegos y con baja visión, pero están diseñadas para cautivar a cualquiera que las sintonice.

Hemos disfrutado mucho de las espectaculares primeras imágenes del Telescopio Espacial James Webb (JWST), pero no es la única manera ya que la NASA ahora las pone a disposición a través del sonido. De acuerdo con la agencia espacial, estas pistas de audio son compatibles primero con los oyentes ciegos y con baja visión, pero están diseñadas para cautivar a cualquiera que las sintonice.

Sonificación de los Acantilados Cósmicos de la nebulosa Carina, captada por el JWST:

En esta imagen captada en el infrarrojo cercano, los músicos asignaron notas únicas a las regiones semitransparentes y difusas y a las zonas muy densas de gas y polvo de la nebulosa, lo que culminó en un paisaje sonoro zumbante.

La sonificación recorre la imagen de izquierda a derecha. La banda sonora es vibrante y completa, representando los detalles de esta gigantesca cavidad gaseosa que tiene el aspecto de una cordillera. Los colaboradores de la NASA explican que, el gas y el polvo de la mitad superior de la imagen se representan con tonos azules y sonidos ventosos, como los de los drones; la mitad inferior de la imagen, representada en tonos rojizos de naranja y rojo, tiene una composición más clara y melódica.

La sonificación de las imágenes visuales se da mediante la codificación de información. Por ejemplo, cada objeto celeste debería tener un sonido único dependiendo de sus características como el color, el brillo, la ubicación de las estrellas o las firmas de absorción de agua. Es decir, no son una grabación de sonidos en el espacio, es más bien una fiel traducción de una imagen visual a música.

Sonificación de la nebulosa del anillo sur

James Webb obtuvo dos vistas de la nebulosa del anillo sur -en luz infrarroja cercana (a la izquierda) y en luz infrarroja media (a la derecha). Ambas han sido adaptadas al sonido.

«En esta sonificación, los colores de las imágenes se han mapeado a tonos de sonido – frecuencias de luz convertidas directamente a frecuencias de sonido. La luz del infrarrojo cercano está representada por una gama más alta de frecuencias al principio de la pista. A mitad de camino, las notas cambian, volviéndose más bajas en general para reflejar que el infrarrojo medio incluye longitudes de onda más largas de luz».

Sonificación del exoplaneta WASP-96 b

Esta imagen no es una imagen como tal, es un registro de espectros que revelan las características del exoplaneta. Los científicos tradujeron en sonido los puntos de datos individuales del espectro de transmisión resultante.

Algo curioso es que en este mundo gaseoso el telescopio espacial detectó firmas de agua que, en esta pista están representadas por el sonido de las gotas de agua cayendo. Los tonos de cada punto de datos corresponden a las frecuencias de luz que representa cada punto; las longitudes de onda más largas de la luz tienen frecuencias más bajas y por lo tanto se escucharán como tonos más bajos.

«La música llega a nuestros centros emocionales», dijo en un comunicado Matt Russo, músico y profesor de física de la Universidad de Toronto. «Nuestro objetivo es hacer que las imágenes y los datos de Webb sean comprensibles a través del sonido, ayudando a los oyentes a crear sus propias imágenes mentales».

Comparte ciencia, comparte conocimiento.