Graves sequías dejan al descubierto huellas de dinosaurios de hace 113 millones de años

Tras las sequias extremas que se están viviendo en diversas partes del mundo, los niveles de los cuerpos acuíferos han disminuido su nivel, dejando al descubierto los secretos que yacían debajo del agua y no han dejado de sorprendernos.

Países enteros se encuentra en alerta crítica por la disminución del nivel del líquido vital, que ha dejado incluso presar y ríos totalmente secos, provocando desabasto del suministro, muerte de ganado y perdida de cosechas. Estados Unidos mantiene en alerta a varios estados entre los que se encuentra Texas.

De acuerdo con National Integrated Drought Information System (Sistema Nacional de Información Integral de Sequias) el 61,9% del estado se encuentra en dos de las categorías más extremas que se conocen, y el resto se mantiene entre anormalmente seco y sequía severa; siendo el segundo año más árido en 128 años.

Tras la disminución del agua en el estado de Texas, un secreto oculto durante millones de años quedó al descubierto.

El hallazgo se llevó a cabo en el Parque Estatal del Valle de los Dinosaurios, donde quedaron expuestas huellas que datan de hace 113 millones de años, dichas marcas fueron originadas por los animales extintos más famosos de su era.

El parque se encuentra ubicado a 100 km de Fort Worth y como bien su nombre lo indica, es un lugar dónde se sabe que hubo presencia de los famosos dinosaurios.

Este parque es conocido por brindar una experiencia familiar para realizar actividades al aire libre mientras te encuentras con las huellas de estos impresionantes animales a la orilla del río Paluxy, uno de los cuerpos acuíferos que conforma el recinto.

Las marcas que dejaron estos animales en la Tierra no siempre se encuentran visibles, esto depende de las condiciones climáticas, ya que suelen quedan cubiertas por la creciente de los ríos, a diferencia de lo que se vive hoy en día.

Aunque el hecho es lamentable por la crisis de agua que se está viviendo, ahora, incluso huellas que se desconocían, quedaron a la vista, permitiendo a los expertos y visitantes apreciar este hecho perpetuado en el tiempo.

De acuerdo a Stephanie Salinas García, portadora del parque, quien dio a conocer esta información mediante un correo electrónico a CNN, «la mayoría de las huellas que se han descubierto recientemente en diferentes partes del río en el parque pertenecen al Acrocanthosaurus. Este era un dinosaurio que, de adulto, medía unos 4 metros de altura y pesaba cerca de siete toneladas».

Se prevé que pronto este secreto que ha estado guardado durante millones de años vuelva a estar bajo el agua; lo cuál a parte de significar buenas noticias ante la crisis por sequias, también ayuda a la preservación de las huellas, que, de no ser así, quedarían expuestas a diferentes tipos de erosión e intemperie natural.

A partir del descubrimiento se han publicado videos e imágenes que muestran el excelente estado de conservación de las huellas donde se pueden visualizar los 3 dedos de las patas que estos animales dejaron como molde al pasar por ahí.

Ya se considera a este conjunto de huellas como uno de los más largos de los que se tiene registro, pero no todos pertenecían a la misma especie de dinosaurios, cabe mencionar que también se encontraron huellas de Sauroposeidon, que en su etapa adulta llegaba a medir unos 60 pies y pesaba 44 toneladas aproximadamente.

Esperemos que se tomen más fotos y videos que sirvan como registros para generaciones futuras y pronto el cause del río vuelva a su normalidad.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.