Trucos caseros para dejar de roncar

Consejos caseros y cambios de estilo de vida que te ayudarán a frenar los ronquidos.

Los ronquidos suelen desencadenar situaciones anecdóticas e incluso puede ser objeto de bromas, pero lo cierto es que son un asunto serio. Las investigaciones sugieren que los roncadores frecuentes se enfrentan a muchos problemas, además de que podría interrumpir el sueño de la pareja. Afortunadamente no estás solo, aquí te traemos consejos caseros y cambios de estilo de vida que te ayudarán a frenar los ronquidos.

  1. Cambia tu posición para dormir. Probablemente lo más sencillo y puedes empezar a practicar desde esta misma noche. Dormir boca arriba a veces hace que la lengua se desplace hacia la parte posterior de la garganta, lo que bloquea en parte el flujo de aire a través de esta. Dormir de lado puede ayudar a prevenirlo.
  2. Cambia tus almohadas. Los alérgenos en su dormitorio y en su almohada pueden contribuir a los ronquidos. Según WebMed, los ácaros del polvo se acumulan en las almohadas y pueden causar reacciones alérgicas que pueden provocar ronquidos. Otro irritante habitual es dejar que las mascotas duerman en la cama, ya que se respira la caspa de los animales.
  3. Levanta la cabecera de tu cama. Elevar la cabecera de la cama unos centímetros puede ayudar a mantener abiertas las vías respiratorias y de esa forma reducir los ronquidos.
  4. Duerme lo suficiente. La falta de sueño puede aumentar el riesgo de roncar. Esto se debe a que puede hacer que los músculos de la garganta se relajen, haciéndole más susceptible a la obstrucción de las vías respiratorias, explica Healthline. Se recomienda que un adulto duerma de 7 a 9 horas por noche.
  5. Practica los ejercicios bucales. Además de hacer ejercicio en general, considera ejercicios bucales para dejar de roncar. Los ejercicios bucales implican mover repetidamente la lengua y partes de la boca de manera que fortalezcan los músculos de la lengua, el paladar blando y la garganta. Puedes ver más sobre estos ejercicios bucales en el sitio web de la Sleep Fundation.
  6. Si lo haces, trata dejar de fumar. Fumar cigarrillos se asocia con un aumento de los ronquidos. La otra cara también es cierta: dejar de fumar puede ayudar con su problema de ronquidos. Según la Sleep Fundation, los hijos de padres fumadores también tienden a roncar más.
  7. Limita o evita el alcohol antes de acostarte. El alcohol no solo aumenta los ronquidos, sino que también puede inducir apnea obstructiva del sueño en personas que no tienen el trastorno. Se recomienda no consumir alcohol al menos 3 horas antes de dormir.
  8. Manten un peso corporal moderado. Si tiene sobrepeso, la pérdida de peso ayudará a reducir la cantidad de tejido en la garganta. El exceso de tejido podría estar causando sus ronquidos.

Los ronquidos frecuentes suelen estar asociados a un trastorno del sueño denominado apnea obstructiva del sueño (OSA). No todas las personas que roncan tienen OSA, si sospecha que lo tiene, se recomienda acudir al médico. Mayo Clinic menciona los siguientes síntomas para detectarlo:

  • Pausas respiratorias presenciadas durante el sueño
  • Somnolencia diurna excesiva
  • Dificultad para concentrarse
  • Dolores de cabeza matutinos
  • Dolor de garganta al despertar
  • Sueño inquieto
  • Jadeos o ahogos nocturnos
  • Presión arterial alta
  • Dolor en el pecho por la noche
  • Sus ronquidos son tan fuertes que interrumpen el sueño de su pareja
  • En los niños, falta de atención, problemas de comportamiento o bajo rendimiento escolar.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.