El sorprendente caso de una mujer que quedó embarazada estando ya embarazada.

Cuando un matrimonio en Reino Unido conformado por Rebecca Roberts y Rhys Weaver acudían a consulta médica para la revisión de su bebé, nunca imaginaron lo que sus médicos les iban a anunciar: la mujer había quedado embarazada estando ya embarazada; los bebés fueron concebidos con tres semanas de diferencia.

La mujer se sometió a una ecografía a las semanas 7 y 10 de embarazo, en las cuales solo se veía la formación de un pequeño embrión gestante. Sin embargo, al someterse a una tercera ecografía a la semana 12, sus médicos se percataron que un segundo producto se había unido al embarazo de Rebecca.

El matrimonio al lado de sus dos hijos.

El motivo de esta curiosa situación se debe a un fenómeno médico conocido como superfetación, el cual se logra concebir un segundo producto estando ya embarazada. Sin embargo, esta es una condición sumamente rara en los humanos, tanto que un estudio realizado en 2018 por investigadores de los centros médicos franceses hôpital mère-enfant y Centre hospitalier régional, boulevard René-Laennec, reportaron que existen menos de 10 casos registrados en todo el mundo.

Lo raro de estos casos, es que una vez comenzado el proceso de gestación, el útero ya no es un lugar óptimo para que se produzca una nueva implantación de otro óvulo que haya sido fecundado. Sin embargo, en Rebecca sucedió una segunda implantación de un óvulo fecundado doce semanas después de la primera implantación y, aunque los bebés nacieron sin problemas y todo el embarazo fue normal, ambos bebés tuvieron que pasar un tiempo separados dentro de unidades de cuidados intensivos neonatales, debido al diminuto tamaño del segundo bebé.

 

El nacimiento ocurrió en septiembre de 2020, y hoy cuentan con 7 meses de edad; los pequeños gozan de buen estado de salud.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Curiosidades Científicas y más., Medicina y Salud

Etiquetas:, ,