La forma correcta de aplicar el protector solar

Aprende sobre el uso adecuado de un protector solar. (Imagen: Getty Images).

La mayoría de las personas es consciente de que protegerse de los rayos del Sol es importante. Sin embargo, también la mayoría de estos en realidad no usa adecuadamente el protector y bloqueador solar. Tal vez hayas acabado con una desagradable quemadura solar a pesar de haberte tomado la molestia de aplicarte el FPS. ¿Alguna vez te has preguntado sobre cuál es la forma adecuada?

Primero hay que empezar entendiendo cuál es la diferencia entre un protector solar y bloqueador solar. Aunque mucha gente utiliza las palabras sin pensar en la definición, protector y bloqueador solar no son lo mismo. En realidad, son dos formas de protección solar totalmente diferentes. Definiciones según Very Well Health:

  • Protector solar: El protector solar es el tipo de protección solar más utilizado. Filtra o tamiza los rayos ultravioleta (UV) del sol. Impide la entrada de la mayoría de los rayos, pero deja pasar algunos. También puede denominarse protector solar químico.
  • Bloqueador solar: El bloqueador solar refleja los rayos del sol lejos de la piel. Impide que los rayos penetren en la piel. Puede denominarse protector solar físico.

¿Cuál es mejor? Si bien, son dos cosas diferentes, ambos son excelentes formas de protección solar. Son seguros siempre que brinden la protección adecuada contra los rayos ultravioleta (UV) y se apliquen correctamente.

¿Cuál es la forma correcta de aplicación? Básicamente ambos hacen lo mismo, pero como el bloqueador solar es una defensa física empezará a funcionar en el momento en que te lo pones. El protector solar, sin embargo, es una fórmula química que se absorbe en la piel y debe aplicarse al menos 10 minutos antes de la exposición al sol para que tenga tiempo suficiente de absorberlo. Estos son los pasos que recomienda Very Well Health:

  1. Agita bien el frasco antes de exprimir cualquier protector solar. Así se mezclan todas las partículas y se distribuyen uniformemente en el envase.
  2. Un adulto debe utilizar unos 35 mililitros (unas 2 cucharadas) de protector solar para cubrir todo su cuerpo. También es lo mismo que un puñado de un adulto. La mayoría de la gente no se aplica suficiente protector solar, así que no pasa nada si usas más de lo que crees que deberías.
  3. Cubre toda la piel que vaya a estar expuesta al sol. Esto incluye zonas a menudo descuidadas como la espalda, las orejas, detrás de las rodillas y las piernas.
  4. Siga aplicando a lo largo del día. Si has estado al sol durante 30 minutos, es posible que quieras volver a aplicar más protector solar para cubrir los lugares que se te hayan pasado. Se recomienda que reaplique el protector o bloqueador solar al menos cada 2 horas. También volver a aplicar siempre después de nadar, sudar o secarse con la toalla.

La Academia Estadounidense de Dermatología dice que utilice ropa de protección solar, como una camisa ligera de manga larga, pantalones, un sombrero de ala ancha y gafas de sol con protección UV, siempre que sea posible.

Para una protección más eficaz, elija ropa con un número de factor de protección ultravioleta (UPF) en la etiqueta. Aplique un protector solar de amplio espectro y resistente al agua con un FPS de 30 o superior en toda la piel que no esté cubierta por la ropa.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.