Se descubre un nuevo tipo de vaso sanguíneo en nuestros huesos.

No cabe duda de que aún faltan muchas cosas por descubrir en nuestro propio cuerpo. La ciencia nos dice que hemos explorado más el espacio exterior que las profundidades de los océanos. Bien, pues parece ser que a esta última aseveración se une el cuerpo humano, donde los últimos avances en la ciencia médica han permitido grandes descubrimientos en los últimos años.

Un ejemplo de ello, es un estudio que se realizó a mediados del 2019, en donde investigadores liderados por el Dr. Matthias Gunzer de la Universidad Duisburg-Essen, en Alemania, anunciaban el descubrimiento de vasos sanguíneos previamente desconocidos, los cuales van desde la superficie de los huesos a su cavidad interna. «Es totalmente una locura; todavía hay cosas por descubrir sobre la anatomía humana: hemos descubierto vasos sanguíneos en un lugar que no conocíamos antes», dice Matthias Gunzer.

El equipo realizó el descubrimiento en un hueso de ratón, utilizando productos químicos para hacerlo transparente. Después de los procedimientos técnicos, el equipo se percató de la presencia de más de 1000 capilares a los que llamaron vasos trans-corticales. De acuerdo con los investigadores, estos hallazgos pueden arrojar luz sobre muchas enfermedades óseas, entre las que destacan la osteoporosis y el osteosarcoma. Los capilares recién descubiertos cubren todo el hueso y constituyen la mayor parte de su suministro de sangre.

Los humanos también contamos con este tipo de vasos sanguíneos similares, ya que el equipo se percató de su presencia en pequeños trozos de hueso del muslo humano.

Sin duda alguna, estos hallazgos suponen un cambio radical en la enseñanza de anatomía en los libros de texto.

 

El estudio fue publicado en Nature, y lo puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Ciencia, Medicina y Salud

Etiquetas:, ,