Cómo lavar correctamente la licuadora: trucos rápidos para dejarla libre de bacterias

limpia correctamente la licuadora.

La licuadora es uno de los electrodomésticos principales en el hogar, pues su funcionamiento es indispensable para preparar una gran cantidad de platillos, por otro lado, al ser tan utilizada quiere decir que es importante otorgarle el mantenimiento adecuado para un mejor funcionamiento. Por suerte existen una serie de recomendaciones con las que podrás limpiar y desinfectar la licuadora de una manera adecuada y sin muchas complicaciones. Si quieres saber cómo hacerlo toma nota porque a continuación te digo cómo hacerlo.

Para lavar la licuadora podrás hacerlo de dos maneras diferente, la primera es desmontando y la segunda es lavando el vaso directamente. Si consideras que tu licuadora tiene restos de comida atorados, entonces tendrás que separar cada una de las piezas para hacer una limpieza correcta.

Método 1:

Debes desmontar la licuadora con mucho cuidado de tal manera que cada una de las partes queden separadas.  Lava bien cada uno de los artefactos con agua y jabón. Toma en cuenta que puede haber restos de comida escondidos entre las grietas y espacios estrechos de la parte inferior. Al ejecutar este procedimiento procura utilizar alguna especie de guantes protectores para evitar lesiones con las cuchillas.

Al terminar con esto deberás tomar cada una de las piezas y sumergirlas en vinagre durante 3 minutos para eliminar las bacterias, después lava, espera a que seque y vuelve a montar. Verás que de esta manera la licuadora lucirá como nueva y además se verá mucho más brillosa.

Método 2:

Para este caso no será necesario desmontar cada una de las partes de la licuadora, ya que solo tendrás que enjuagar y agregar detergente y agua al vaso (llena a la mitad), después debes tapar y ponerlo sobre la base para que licúe durante 15 segundos, enjuaga y lava. Para eliminar las bacterias tendrás que verter unos chorros de vinagre y un poco de agua al vaso, después al igual que con el jabón prende la licuadora, deja reposar durante 5 minutos vacía, por último, enjuaga nuevamente la licuadora, deja secar y estará lista. Recuerda limpiar la base de la licuadora para que todo esté totalmente limpio.

Da filo a la licuadora 

Ahora que sabes cómo puedes desinfectar tu licuadora, también es apropiado conocer cómo puedes recuperar el filo para un mejor triturado. Para esto, las cáscaras de huevo son ideales para regresarle el filo a tu electrodoméstico, además de reciclar y darles un segundo uso. Antes de realizar el siguiente procedimiento debes volver a montar tu licuadora y apretarla bien para que ninguna pieza salga volando y provoque un accidente fatal. A continuación, te dejo los pasos para utilizar las cascaras de huevo, según indica el sitio web de Eiting Well:

  • Introduce un puñado de cascaras de huevo al vaso de tu licuadora y vierte agua hasta cubrirlas, después tapa muy bien el vaso.
  • Prende tu licuadora a alta velocidad por aproximadamente 60 segundos hasta que las cascaras de huevo estén hechas polvo
  • Apaga tu licuadora y retira el vaso, después tira la mezcla por tu fregadero o bien viértelo a tus plantas para que sirva como composta.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.