¿Se puede usar «friísimo» como superlativo de «frío»? Esto es lo que dice la RAE

¿Se puede usar «friísimo» como superlativo de «frío»?

Nuestro idioma es rico y, por lo tanto, ciertamente complicado. En el español siempre tenemos mucho por aprender, esto se debe a que nuestra lengua es amplia con muchas normas que respetar. Los superlativos vienen siendo por mucho tiempo el dolor de cabeza de los hablantes, pues no solo hay un solo tipo de estos, sino que incluyen de superlativos regulares e irregulares.

¿Se puede usar «friísimo» como superlativo de «frío»?

Respuesta corta: de acuerdo con la Real Academia Española (RAE), «friísimo» como superlativo de «frío» es perfectamente válido, y es de hecho, es la forma más frecuente. También se puede usar «frigidísimo».

Tal y cómo indica el Diccionario panhispánico de dudas, -ísimo -ma es un sufijo de origen latino que se une a adjetivos calificativos y a algunos adverbios para formar el superlativo: malísimo, blanquísimo, cerquísima. Excepcionalmente se une a algunos sustantivos, con intención ponderativa: campeonísimo. Combinado con -ble da lugar a la terminación -bilísimo: amabilísimo, confortabilísimo, notabilísimo.

Aunque, en general, el español suele preferir, ya desde sus orígenes, la formación del superlativo absoluto mediante la anteposición del adverbio muy al adjetivo en grado positivo (muy malo, muy blanco, muy cerca), muchos adjetivos admiten también la adición del sufijo -ísimo de acuerdo con sus reglas morfológicas.

Primero hay que tener en claro que la mayoría de los adjetivos tienen superlativos regulares con el sufijo «-isimo»: «sueltísimo» de «suelto», «revueltísimo» de «revuelto», «cuerdísimo» de «cuerdo». Por otra parte, están los superlativos irregulares son las excepciones, y de esto tenemos mucho por hablar: tenemos, por ejemplo, «fortísimo», «novísimo», «bonísimo».

No está demás mencionar que algunos adjetivos en español admiten dos formas superlativas diferente. Tenemos por ejemplo a fuerte, el cual como superlativo regular de uso popular puede ser fuertísimo, y fortísimo como superlativo irregular, según indica el Diccionario académico.

En un artículo de FundéuRAE, explica que la Academia recoge otros dobletes similares, como ocurre con los adjetivos cierto, reciente, nuevo o lejos, entre otros, cuyos posibles superlativos son ciertísimo o certísimo, recientísimo o recentísimo, nuevísimo o novísimo, lejísimos o lejísimo, respectivamente.

A continuación, vea los significados de superlativo/va tal y como lo indica el Diccionario de la lengua española (DLE):
  1. Adjetivo. Muy grande o desmesurado. Ambición superlativa.
  2. Adjetivo. Gramática. Que denota grado superlativo. Construcción superlativa, sufijo superlativo.
  3. Nombre masculino. Gramática. Adjetivo o adverbio en grado superlativo.
¿Qué es el Diccionario panhispánico de dudas (DPD)?

Según describe en su sitio web, el Diccionario panhispánico de dudas (DPD) es una obra de consulta, compuesta de más de 7000 entradas, en las que se da respuesta, de forma clara y argumentada, a las dudas más habituales que plantea hoy el uso del español, sean de carácter fonográfico (pronunciación, acentuación, puntuación, grafías, etc.), morfológico (plurales, femeninos, formas de la conjugación, etc.), sintáctico (problemas de construcción y régimen, concordancia, leísmo, dequeísmo, etc.) o lexicosemántico (impropiedades léxicas, calcos semánticos censurables, neologismos y extranjerismos o topónimos y gentilicios de grafía dudosa o vacilante).

Las veintidós academias ofrecen en esta obra respuestas consensuadas que, respetando las variantes de uso, reafirman y preservan la unidad del español en todo el ámbito hispánico. Su propósito no es solo aclarar la norma establecida que regula el uso correcto del español de hoy, sino orientar también sobre lo no fijado mediante la formulación de propuestas guiadas por el ideal de unidad lingüística.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.