«Tengo la energía muy baja»: InSight se despide desde Marte y dejó de responder a las comunicaciones

Esta es probablemente la última imagen que veremos de InSight. (Imagen: NASA).

La NASA acaba de anunciar que su icónico módulo de aterrizaje InSight dejó de responder a las comunicaciones desde la Tierra. Parece que finalmente ha llegado el momento de despedir a un grande, el módulo de aterrizaje en Marte InSight venía perdiendo gradualmente su potencia desde hace meses y pueda que a partir de ahora no podamos saber más del cazador de terremotos.

En un comunicado publicado hoy 19 de diciembre, la NASA anuncia que el 18 de diciembre de 2022, InSight no respondió a las comunicaciones desde la Tierra. Desde hace meses se sabía que el módulo de aterrizaje iba perdiendo energía, por lo que es posible que InSight haya llegado al final de sus operaciones. El último contacto con el módulo fue el 15 de diciembre de 2022, se desconoce qué ha provocado el cambio en su energía y si este es un adiós, probablemente nunca lo averiguaremos.

«Tengo la energía muy baja, así que puede que ésta sea la última imagen que pueda enviar. Pero no se preocupen por mí: mi estancia aquí ha sido productiva y serena», se lee en la cuenta oficial del robot. «Si puedo seguir hablando con mi equipo de misión, lo haré, pero me despediré pronto. Gracias por acompañarme».

InSight (abreviatura de Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport) aterrizó en el Planeta Rojo en noviembre de 2018 y hasta ahora ha detectado más de 1.300 terremotos marcianos -el más reciente, uno de magnitud 5 que se produjo el 4 de mayo– y ha localizado regiones del planeta rojo propensas a sufrir terremotos.

Es la primera misión que le da a Marte un chequeo completo desde que el planeta se formó hace 4.500 millones de años. Estudia el interior profundo de Marte y fue diseñado para tomar los signos vitales del planeta: su pulso, temperatura y reflejos. El módulo de aterrizaje utiliza instrumentos de última generación para profundizar bajo la superficie y buscar las huellas dactilares de los procesos que formaron los planetas terrestres.

Gracias a los datos que registra InSight sobre los terremotos, los científicos han podido medir la profundidad y la composición de la corteza, el manto y el núcleo de Marte. Además, ha registrado datos meteorológicos de incalculable valor y ha estudiado los restos del antiguo campo magnético del planeta vecino. Lo aprendido se puede aplicar para entender mejor el comportamiento de otros planetas del sistema solar como Venus, Mercurio o la Tierra, e incluso a exoplanetas rocosos.

El viaje ha sido épico sin lugar a duda. InSight logró sus objetivos y deja un legado que será recordado siempre. El plan con InSight fue lograr los principales objetivos científicos de la misión en su primer año en Marte (casi dos años terrestres). Y así lo hizo. Dado que aún se encontraba firme, la misión fue extendida. Ha dado una dura lucha, más de la se esperaba, pero lamentablemente sus paneles solares han estado produciendo menos energía a medida que continúan acumulando polvo.

Lamentablemente el fin a una misión que realizó mediciones sin precedentes sobre la actividad sísmica en el planeta rojo es inminente, pero debemos mantenerlos felices por lo que hizo. El equipo de InSight intentará comunicarse con el robot, aunque aún si lo consigue, la misión ya no durará mucho, de hecho, se había estimado que quede inactivo este mes.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.