La ciencia logró obtener mellizos a partir de embriones congelados hace 30 años

Recientemente una pareja en Tennessee, Estados Unidos dio a luz a unos mellizos que se concibieron a partir de embriones congelados hace 30 años, según se describe por el Centro Nacional de Donación de Embriones (NEDC, por sus siglas en inglés), esto representa un récord, pues, hasta donde se sabe, se trata de los embriones congelados durante más tiempo que dan paso a un nacimiento exitoso.

Quizás en este punto te preguntes cómo es posible que a través de embriones congelados durante tres décadas se dé paso al desarrollo de un ser vivo sano, te platicamos la historia y cómo es que esto funciona a continuación.

Historia de los mellizos que nacieron de embriones congelados hace 30 años

Según describe la BBC, estos embriones se obtuvieron mediante la fertilización in vitro (en el laboratorio) de un espermatozoide con un ovocito secundario (frecuentemente conocido como óvulo) de una pareja casada anónima.

Esto sucedió en abril de 1992, a partir de ahí, los embriones obtenidos in vitro se mantuvieron almacenados a unos -128 º C en nitrógeno líquido en un laboratorio de fertilidad en la costa oeste de Estados Unidos. En 2006 fueron donados al Centro Nacional de Donación de en Knoxville, Tennessee, para que otra persona o pareja los usará mediante reproducción asistida.

Así fue como a principios del 2022 Philip y Rachel Ridgeway se sometieron a la «donación de embriones», la cual consiste en descongelar los embriones obtenidos en 1992 para transferirlos al útero de la madre, en este caso, a Rachel Ridgeway.

Específicamente, se descongelaron cinco embriones; dos de ellos no eran viables, los tres restantes se transfirieron a la mujer en marzo de este año, de los cuales solo dos se desarrollaron con éxito, permitiendo el nacimiento de los mellizos Lydia y Timothy.

Esto quiere decir que cuando se realizó la fertilización in vitro y los embriones congelados fueron concebidos (1992), Philip y Rachel Ridgeway, los padres de los mellizos, eran unos niños. ¡Impresionante!, ¿no lo crees?

Philip y Rachel Ridgeway, padres de Lydia y Timothy, mellizos que acaban de nacer a partir de embriones congelados hace 30 años.
¿De qué se trata la donación de embriones?

En términos generales, la donación de embriones (también descrita como «embriodonación») es una técnica de reproducción asistida que consiste en transferir al útero de una persona receptora los embriones que se obtuvieron tras la fecundación in vitro de un ovocito secundario (comúnmente llamado ‘óvulo’) y un espermatozoide de otra pareja.

Esto acontece cuando una persona o pareja han iniciado propiamente un proceso de reproducción asistida, como fertilización in vitro, en la cual se pueden obtener un número considerable de embriones por congelar.

De este modo, cuando la persona o pareja deciden que no quiere repetir el proceso de transferencia de embriones al útero (ya sea porque no quieren más hijos o porque no quieren seguir intentándolo), los embriones congelados restantes pueden ser donados para ser ocupados por otra persona o pareja que deseen tener hijos, pero, por alguna razón, tengan complicaciones para hacerlo.

Este proceso es una gran oportunidad para personas o parejas que tiene ciertas complicaciones para tener hijos.

Además, los embriones congelados pueden permanecer así durante años debido a que el proceso de criopreservación al que se someten permite que el conjunto de células en la etapa más temprana de desarrollo humano, que son las que conforman a un embrión, detengan su actividad biológica.

Esto quiere decir que se ‘pausa’ el desarrollo embrionario, haciendo posible que, tras la descongelación, esta se reanude con éxito, dependiendo la tasa de supervivencia.

Así que ahora somos testigos de que embriones conservados durante tres décadas pueden reanudar su desarrollo embrionario para dar paso a la formación de un organismo sano.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.