¿Se dice «water» o «váter»? Esta es la forma correcta según la RAE

¿Se dice «water» o «váter»?

Muchos de los términos que usamos hoy en día son extranjerismos. De hecho, podemos decir que los extranjerismos están presentes en nuestra habla diaria, pero algunos de ellos son tan comunes que han sido recogidos por la lengua española bajo sus propias reglas, por ello, es importante tenerlo en cuenta para evitar incorrecciones ortográficas. En este artículo hablaremos de un ejemplo en específico, ¡sigue leyendo para saber más!

¿Se dice «water» o «váter»?

Respuesta corta: lo recomendado es usar váter, inodoro o cuarto de baño, esto porque son denominaciones propias del español.

De acuerdo con el Diccionario panhispánico de dudas (DPD), váter es la adaptación gráfica del inglés water(-closet), que se usa, sobre todo en España, con los sentidos de ‘aparato sanitario donde se evacuan la orina y los excrementos’ y ‘habitación donde está instalado este aparato’. Vea los siguientes ejemplos:

  • Anda, llévalo al váter de caballeros.
  • Todas las casas deben tener váteres.

Sin embargo, también es válida la grafía wáter (pron. [guáter]), vigente en varios países de América. Como es un extranjerismo, se debe agregar un distintivo ya sea entre comillas o cursiva para distinguirlo.

El Diccionario panhispánico de dudas también menciona que, aunque el uso del anglicismo está plenamente asentado en España y en algunos países de América, no deben olvidarse otras denominaciones más propiamente españolas, como inodoro, poceta o taza, para el primer sentido; y (cuarto de) baño, lavabo, aseo o servicio, para el segundo. «Existen también los equivalentes tradicionales retrete y escusado o excusado, que pueden referirse tanto al aparato sanitario como al aposento donde está instalado».

El Diccionario de la lengua español (DLE) define a inodoro como «Aparato sanitario para evacuar los excrementos y la orina, provisto de un sifón que evita los malos olores».

¿Qué son los extranjerismos? 

El diccionario panhispánico de dudas dice que todos los idiomas se han enriquecido a lo largo de su historia con aportaciones léxicas procedentes de lenguas diversas. Indica que es importante que su incorporación responda en lo posible a nuevas necesidades expresivas y, sobre todo, que se haga de forma ordenada y unitaria, acomodándolos al máximo a los rasgos gráficos y morfológicos propios del español.

¿Por qué los extranjerismos deben escribirse con cursiva?

De acuerdo con las normas de la Ortografía de la lengua española, los extranjerismos y latinismos crudos o no adaptados (aquellos que se utilizan con su grafía y pronunciación originarias y presentan rasgos gráfico-fonológicos ajenos a la ortografía del español) deben escribirse en los textos españoles con algún tipo de marca gráfica que indique su carácter foráneo. Las locuciones o dichos en otras lenguas que se utilicen en textos españoles deben escribirse preferentemente en cursiva o, en su defecto, entre comillas. Vea los siguientes ejemplos:

  • La historia tuvo un happy end de película.
  • Su bien ganada fama de femme fatale le abría todas las puertas.
  • La tensión fue in crescendo hasta que, finalmente, estalló el conflicto.

Por otro lado, los extranjerismos y latinismos adaptados (aquellos que no presentan problemas de adecuación a la ortografía española o que han modificado su grafía o su pronunciación originarias para adecuarse a las convenciones gráfico-fonológicas de nuestra lengua) deben escribirse sin ningún de resalte, y como han sido adaptados, se someten a las reglas de acentuación gráfica del español. Vea los siguientes ejemplos:

  • Me encanta el ballet clásico / Me encanta el balé clásico.
  • Juego al paddle todos los domingos / Juego al pádel todos los domingos.
  • La reunión se suspendió por falta de quorum / La reunión se suspendió por falta de cuórum.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.