5 sorprendentes usos del papel aluminio que probablemente no conocías

El papel aluminio es un producto que nunca debe de faltar en las cocinas, siendo un excelente aliado para la preparación de platillos, sobre todo, de aquellos que son horneados.

A pesar de lo práctico que resulta su uso, es un producto que no es utilizado con gran frecuencia. Pareciera que el único momento en que se decide ocupar es durante las fechas decembrina, dónde las festividades no se hacen esperar y la familia se reúne para disfrutar de una deliciosa cena que (la mayoría de las veces), fue prepara en el horno.

Sin embargo, existen muchos usos que le puedes dar al papel aluminio y lo más sorprendente es que, son fuera de la cocina.

Te contaremos una forma de sacarle el máximo provecho a este producto, para dejar de tenerlo solamente almacenado y ocupando lugar en la alacena.

Afilar tijeras

Para que tus tijeras favoritas vuelvan a tener filo como cuando las compraste, lo único que tienes que hacer es tomar pedazo de papel aluminio y realizar diversos dobleces, con la intención de obtener un trozo grande de grosor considerado.

Una vez que realices este proceso, corta en repetidas ocasiones el trozo de papel aluminio que doblaste. Verás como al finalizar cada corte, tus tijeras irán obteniendo poco a poco filo, hasta quedar como nuevas.

Limpiar parrillas

Sabemos lo difícil que puede resultar mantener limpias las parrillas en tu estufa y peor aún, lograr quitar el cochambre que se almacena en estas estructuras, sin embargo, con la ayuda del papel aluminio, esta tarea se facilitará.

Lo único que tienes que hacer, es frotar el papel aluminio con la parrilla y verás como la suciedad sale con gran facilidad.

Este truco también se puede implementar en las ollas. En este caso te recomendamos que, realices una pequeña bola de papel aluminio y añadas el detergente de trastes de tu preferencia. Una vez que tengas todo listo, procede a frotar el aluminio contra la olla o cazuela y verás como esas manchas de cochambre, se quitarán.

Eliminar manchas de óxido

Pareciera que las manchas de óxido aparecen de la noche a la mañana y llegan para quedarse. Sin embargo, con ayuda del papel aluminio diles adiós, tan rápido como llegaron.

Agarra un trozo de papel aluminio y frota directo sobre la mancha de óxido, después de haber pasado un par de ocasiones, verás como la mancha va saliendo, hasta desaparecer.

Pulir los cubiertos

Con el paso del tiempo los cubiertos van adquiriendo un tono opaco, perdiendo así su brillo orinal. Para limpiar tus utensilios y dejarlos deslumbrantes, solo necesitas colocar un trozo de papel aluminio en el fondo de un recipiente (preferentemente de plástico) y agregar agua hirviendo, junto con una cucharada sopera de bicarbonato de sodio.

Una vez que hayas incorporado el bicarbonato, coloca los utensilios en el recipiente y deja actuar durante una hora. Pasado el tiempo, enjuaga y seca perfectamente con ayuda de un algodón, verás que los cubiertos quedan con gran brillo.

Alaciar el cabello

Por más extraño que parezca, alaciarte el cabello y decirle adiós al frizz es posible con el papel aluminio.

Realizar este truco es muy sencillo; corta un trozo de papel aluminio y pásalo por mechones delgados de cabello. Es importante que realices este proceso desde la raíz a puntas.

El movimiento es igual que si usaras una plancha para el cabello, solo tienes que deslizar el papel hacía abajo y disfrutar de los resultados.

Así que saca el rollo de papel aluminio de la alacena  y dale un máximo uso.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.