Cómo eliminar las manchas de aceite de la ropa: 4 trucos infalibles para que quede impecable

Cocinar es una actividad que disfrutan muchas personas, considerando esta tarea como relajante. Ciertamente, más allá del amor u odio que se le tenga a la cocina, esta actividad resulta fundamental.

Preparar los alimentos es considerado todo un arte, sin embargo, al llevar a cabo esta actividad resulta imposible evitar labores de limpieza con los trastes generados y las salpicaduras de la comida.

La mayoría de las manchas son superficiales y suelen quitarse rápidamente al pasar una fibra con el detergente de tu preferencia. Pero, también puedes ensuciar diferentes superficies con pequeñas pecas de aceite, el agente indispensable en la cocina.

A pesar de la variabilidad de platillos que se pueden elaborar y lo bien que les va el aceite, será todo un tormento lograr sacar las salpicaduras de la ropa generada por esta sustancia grasosa.

Las gotas de aceite pueden alcanzar diferentes superficies, sobre todo, si los platillos elaborados son fritos en este producto. Dentro de los objetos más comunes se ensucian con gran facilidad se encuentra la estufa, azulejos, pisos y la ropa.

De por sí, sacar las manchas de aceite es una tarea complicada, pero, pareciera que esta se intensifica cuando la suciedad es generada en la ropa, puesto que las fibras de la tela absorben la grasa.

Para poder sacar el aceite y lograr desmanchar la ropa, suele ser necesario tallar arduamente, lo cual genera fricción provocando que la tela se desgaste y deslave, dando una mala apariencia.

Existen otros métodos para dejar tu ropa como nueva, incluso sin lavarla. Suena difícil de creer que el aceite se pueda retirar de las prendas sin usar una sola gota de jabón y agua, pero es posible y te contáremos en qué consisten estos trucos, a continuación.

Plancha

Una forma rápida y sencilla de eliminar las molestas manchas de aceite es utilizando una plancha. Lo único que necesitas es conectarla y esperar a que el electrodoméstico se caliente. Mientras tanto, acomoda la prenda justo donde tiene la mancha y colocas 2 pedazos de papel estraza: uno entre la superficie y la parte interna de la prenda y otro sobre la mancha externa.

Una vez que la plancha se encuentre caliente, lo único que necesitarás es pasarla por encima del papel externo durante unos segundos. El calor generado hará que el aceite se transfiera a los papeles. Recuerda que, al utilizar 2 papeles la mancha no transferirá a la superficie dónde acomodaste la prenda y si la mancha no sale por completo puedes volver a repetir el procedimiento con papel limpio.

Alcohol

Localiza y aplica unas gotas de alcohol directo sobre la mancha de aceite, deja actuar durante unos minutos y frota suavemente la prenda, el líquido se evaporará rápidamente y la mancha habrá desaparecido.

Sal

La sal de mesa absorbe con gran facilidad el exceso de humedad y la grasa, así que basta con poner un poco del producto sobre la mancha y frotar suavemente. Verás cómo la consistencia de los granos cambia y el aceite va saliendo de la ropa. Para lograr eliminar por completo se recomienda sumergir la zona en agua tibia y terminar de enjuagar.

Vinagre y talco

Para salpicaduras rezagadas recomendamos utilizar una cama de talco sobre la superficie de la mancha, dejando actuar durante 1 hora. Pasado el tiempo, rocía un poco de vinagre blanco, deja actuar por 5 minutos y procede a lavar de forma habitual. Verás cómo después de tanto batallar, por fin esa molesta mancha desapareció.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.