Cómo eliminar las manchas amarillas de las almohadas: el truco para dejarlas como nuevas

Elimina las manchas.

Las almohadas son como algodones de azúcar para recargarse, con una sensación deliciosa, reconfortantes y además, repletas de bacterias y suciedad. Por desgracia a veces se ignora lo importante que es lavar con regularidad, pues todas las noches al dormir reposamos sobre ellas, estando en constante contacto. Por otro lado, las manchas amarillas con sudor eliminan totalmente su buena apariencia, sin mencionar lo importante que es removerlas. Afortunadamente, existen métodos que permitirán limpiar y eliminar por completo estas manchas amarillas, a continuación, te digo el método definitivo para lograrlo.

Dile adiós a las manchas

En algunas almohadas es necesario dar una limpieza en la lavadora, pero otras se pueden limpiar fácilmente inclusive sin mojarlas, pero dependiendo del nivel de suciedad es la técnica que se debe utilizar. Tratar con manchas amarillas se debe tomar en serio, ya que estas acumular un gran número de bacterias y suciedad que van directo al rostro. Si deseas lavar tu almohada en lavadora, debes hacer lo siguiente.

Para las manchas amarillas debes combinar bicarbonato de sodio, vinagre y jabón para platos, para mezclar en algún recipiente. Para continuar introduce la almohada sin funda a la lavadora y agrega la solución que se hizo anteriormente. Introducir este detergente al ciclo de lavado ocasionará una adherencia a la superficie gracias a su consistencia espesa, por lo que será necesario que repitas el procedimiento de lavado., pero esta vez utilizando agua caliente, de esta manera se eliminará cualquier tipo de residuo.

Para secar la almohada, la mejor técnica es apretarla poco a poco para escurrir, si la exprimes pudiera deformarse y ya no recuperar su forma. La mejor manera de secar es dejar ante los rayos del sol, ya que si no se seca por completo podría generar hongos e inclusive un poco de moho con el paso del tiempo.

Cómo proteger las almohadas

La mayoría de las veces las manchas se deben a la falta de una debida protección, esto no significa que debes ser muy meticuloso, sino simplemente utilizar los métodos y herramientas correctas para protegerlas. Una de las más eficientes y la que se ha usado desde ya mucho tiempo, es cubrir con alguna funda, esto evitará la aparición de las manchas y el contacto directo con las bacterias. Si utilizas fundas no olvides cambiar y lavar por lo menos una vez por semana. Lo que te ahorrará la molestia de tener que desmanchar los cojines. 

¿Con qué frecuencia deben lavarse las almohadas?

Todo lo que entra en contacto con el rosto quede de estar especialmente limpio, pues las bacterias en esta zona de cara pueden generar afecciones cutáneas o de otro tipo. Las almohadas pueden convertirse en una sopa de bacterias con el pasar del tiempo, por lo que es importante saber cada cuánto deben se limpiadas. Martha Stewart menciona que, como mínimo, las almohadas deben someterse a un buen lavado cada seis meses. Para asegurarse de que sus almohadas siempre estén en su mejor estado, considere lavarlas «al menos cada tres meses, o cuatro veces al año». En cuanto a las fundas de las almohadas, lávalas con tu ropa de cama, lo cual debe ser una rutina de limpieza semanal. Si bien es importante lavar las almohadas con regularidad, también es bueno saber cuándo reemplazarlas. Se sugiere cambiar las almohadas cada uno o dos años. Aunque es importante tener en cuenta que ciertos tipos de almohadas pueden durar incluso más.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.