¿Por qué no debo guardar mis aparatos electrónicos viejos? 5 cosas que no sabías acerca de estos desechos

La tecnología se ha vuelto parte de nuestra vida, minimizando el tiempo y facilitando la realización de tareas cotidianas.

También se ha implementado el uso de la tecnología como herramienta de trabajo, aprendizaje y recreación; considerando el uso de un buen equipo como una prioridad.

Las grandes empresas han sabido canalizar y vender la adquisición de nuevos productos (haciendo mejoras en la tecnología con la que cuentan), como artículos de primera necesidad.

La constante actualización en los sistemas, así como los materiales desechables con los que suelen estar fabricados, garantiza que exista una demanda constante sobre los productos electrónicos.

Al termino de la vida útil de las tabletas, celulares, auriculares, controles remotos y ratones de computadora, entre otros aparatos, normalmente se suelen conservar los equipos arrumbados en alguna parte del hogar, principalmente se guardan en cajones, propiciando la acumulación de «basura electrónica».

Esta práctica es del todo incorrecta y te contaremos por qué, a continuación:

¿Qué es la basura electrónica?

Según La Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés), «son un subconjunto de productos electrónicos usados ​​y reconoce el valor inherente de estos materiales que se pueden reutilizar, restaurar o reciclar para minimizar los desechos reales que podrían terminar en un vertedero o desechados incorrectamente en un basurero sin protección».

¿En qué afecta esta basura electrónica?

De acuerdo con datos proporcionados por las Naciones Unidas, el mundo generó la asombrosa cifra de 53,6 millones de toneladas métricas de residuos electrónicos en 2019, y solo el 17,4% de ellos se recicló.

Esto sugiere una enorme cantidad de basura electrónica acumulada y los usuarios al conservarla en sus cajones contribuyen al incremento de esta cifra de manera inconsciente.

Países desarrollados envían grandes cantidades de basura a países en vía de desarrollo que carecen de la capacidad para rechazar importaciones y manejar los desechos electrónicos de manera adecuada.

Sin las normas idóneas y el cumplimiento de las mismas, las prácticas inadecuadas pueden dar lugar a preocupaciones ambientales y de salud pública, incluso en países donde existen instalaciones de procesamiento.

La EPA trabaja en conjunto con funcionarios y gobiernos en todo el mundo para intentar dar solución a la problemática y mejorar las prácticas en materia de basura electrónica en los en países de América Latina, el Caribe, África y América del Norte.

¿Cómo afecta mi salud la basura electrónica?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), comenta la problemática que existe en los países en vías de desarrollo, al emplear a niños con la finalidad de procesar montañas de residuos electrónicos. En un reciente informe se advierte que «los niños a menudo están involucrados en estos procesos, exponiéndolos a grandes cantidades de sustancias químicas tóxicas como plomo, mercurio, cadmio y dioxinas, muchas de las cuales pueden producir impactos adversos en el desarrollo neurológico, incluso a niveles de exposición muy bajos».

¿Cómo afecta el medio ambiente la basura electrónica?

La mayoría de los desechos electrónicos contienen sustancias potencialmente peligrosas que pueden liberarse directamente al medio físico, afectando la calidad del suelo, aire y agua. La contaminación de estos ambientes, compromete la vida de diferentes especies.

¿Qué puedo hacer al respecto?

  1. Lo principal será hacer limpieza en el hogar y sacar la basura electrónica que encuentres.
  2. Encuentra un servicio de eliminación de residuos. El grupo e-Stewards y Sustainable Electronics Recycling International ofrecen herramientas en línea para encontrar centros de reciclaje certificados.
  3. Staples y Best Buy, Apple y Google, cuentan con opciones para el reciclaje de los aparatos electrónicos usados.
  4. En algunos centros de adquisición de nuevos equipos existen contenedores para depositar la basura electrónica.
  5. Sin duda alguna, una de las acciones más importantes es cambiar con la cultura del consumismo y preferir arreglar los equipos en algún centro de reparación.
  6. En algunos lugares, los productos de desechos electrónicos contienen componentes costosos que tienen valor económico si se reciclan.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.