El truco definitivo para limpiar las rejillas de la estufa y queden como nuevas

Deshazte de la grasa en las rejillas de cocina.

Cuando cocinamos el espacio donde se hace debe de estar implacable. Desafortunadamente con el paso de los días la grasa o restos de comida suelen adherirse a la superficie de este electrodoméstico, incluyendo las rejillas donde se recargan las cazuelas y sartenes a la hora de cocinar. Pero no todo es malo, ya que por surte existen algunos trucos caseros para lograr eliminar la mayor parte de residuos quemados en estas rejillas. Recuerda que de no lavarse pueden ser una fuente de bacterias y suciedad. Por esto, a continuación, te digo cómo limpiar las rejillas de la estufa para que queden como nuevas.

Nota

Para realizar el siguiente procedimiento es importante retirar las rejillas y nunca limpiar sobre la estufa, y sobre todos no utilizar algún limpiador de horno, lejía o removedor de óxido para esta tarea. Incorporar estas sustancias y no enjuagar de la manera correcta puede ser sumamente peligroso.

Refresca las rejillas

Para comenzar a limpiar las rejillas de la estufa, es necesario que se sequen por completo para poder retirar el hierro fundido. Para esto puedes colocarlo en un balde con agua por unos minutos o dejar enfriar naturalmente.

Mezcla una solución jabonosa

En un contenedor o balde con agua cubre las rejillas. Para continuar, vierte jabón para platos en el agua de la cubeta para que las rejillas estén completamente cubiertas de esta solución. Deja reposar por mínimo 15 minutos para que el jabón haga efecto sobre la grasa y alimentos adheridos en las rejillas.

Cepilla

Una vez pasado este tiempo, con un cepillo talla en la grasa seca para que se desprenda. También puedes utilizar una esponja para trastes. El punto es lograr eliminar la mayor cantidad de residuos secos que ahora están ablandados por remojarse en jabón.

Enjuaga

Una vez que estas rejillas estén libres de la mayor cantidad de residuos y grasa seca, enjuaga muy bien con abundante agua para remover muy bien los restos que hayan quedado. Después seca con un paño limpio, y revisa si aún hay algún reto de suciedad. Si sigue sucio puedes repetir el proceso o probar con los siguientes ingredientes

Bicarbonato de sodio

Si el truco de remojar las rejillas con jabón para platos puede ser por que la grasa está bastante adherida o quemada. Para ello existen otras alternativas. Una de ellas es utilizando el bicarbonato de sodio. Tomsguide recomienda emplearlo de la siguiente manera:

  1. Primero, mezcle tres partes de bicarbonato de sodio con una parte de agua para crear una pasta espesa.
  2. Tome un cepillo de cerdas suaves o un paño para cubrir las rejillas de hierro fundido con la pasta, asegurándose de entrar en todas las grietas y lugares difíciles.
  3. Deje reposar durante unos 15-20 minutos para permitir que el bicarbonato de sodio se ponga a trabajar para eliminar cualquier residuo graso.
  4. A continuación, utilice un cepillo de fregar suave o un cepillo de dientes para eliminar los residuos adheridos antes de enjuagar bien con agua tibia. Finalmente, limpie las rejillas con un paño suave y limpio.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.