¿Cómo ahuyentar a las arañas violinistas de tu casa? Tres trucos infalibles

Llegó la temporada de lluvias y con ello también la aparición de arañas violinistas, que es una de las arañas más peligrosas en todo el mundo, incluso más que la reconocida viuda negra. Estas suelen distinguirse igualmente como arañas del rincón o reclusas pardas y, aunque no se consideran animales agresivos, definitivamente debemos tener mucho respeto y precaución frente a este tipo de arácnidos.

Loxosceles es el género al cual pertenecen las arañas violinistas y, específicamente, Loxosceles laeta, es la especie de araña violinista más reconocida (aunque no la única) como habitante de América del Sur, América Central y México.

Aunque las arañas violinistas se describen como “tímidas”, ya que la mayor parte del tiempo no buscaran ningún tipo de enfrentamiento o problema, definitivamente si esta araña se siente amenazada, no dudara en lanzar un mordisco, es su mecanismo de defensa.

Y, es justamente este mecanismo de defensa lo que la convierte en peligrosa y de importancia médica para el ser humano, ya que, tras su mordida, inyecta un veneno que es potencialmente mortal. Dicho veneno contiene enzimas que pueden producir necrosis de la piel, toxicidad generalizada y, en el peor de los casos, la muerte.

Te puede interesar: ¿Cómo identificar a una araña violinista?

Ante una mordedura, se debe de actuar lo más rápido posible; se recomienda aplicar únicamente hielo y vendaje compresivo frío sobre la herida, de ser posible, lavar la zona con agua y jabón, y acudir de inmediato a un hospital para que se le administre al paciente el antídoto adecuado que contrarrestará el efecto del veneno.

Ante el peligro que representan las arañas violinistas en nuestros hogares o zonas aledañas, lo mejor que podemos hacer para evitar a toda costa una mordedura mortal es no permitir que ingresen a los recintos.

De esta manera, ahuyentarlas es nuestra mejor opción, ya que así podremos evitar cualquier tipo de enfrentamiento con estos arácnidos; para lograr este cometido, puedes aplicar estos tres trucos sencillos e infalibles que no podrán en riesgo ni a los integrantes de la casa, ni a las arañas. Aquí te explicamos cuáles son.

En primera instancia, dado que nuestro hogar puede proporcionarles refugio, lo primero que debes de hacer es limpiar constantemente las zonas oscuras y tranquilas, en donde no se han hecho cambios por un buen tiempo, como debajo de los muebles, grietas, rincones de difícil acceso, almacenes, áticos, cocheras, bajo los tanques de gas e incluso en los pliegues de la ropa que está guardada por mucho tiempo.

Una vez realizado esto, podrás aplicar los siguientes 3 trucos infalibles para ahuyentar a las arañas:

  • Repelente con esencia de menta o naranja y limón. Estos aceites esenciales tienen componentes que fungen como efectivos repelentes para las arañas. Se recomienda agregar de 10-15 gotas de esencia de naranja y limón (o solo de menta) en medio litro de agua, añadir media cucaracha de jabón y colocar en un recipiente. Dispersa esta mezcla en los lugares que se describieron anteriormente que pueden proporcionar refugio a las arañas
  • Repelente con vinagre. El aroma que proporciona el ácido acético que contiene el vinagre se considera eficiente para ahuyentar a arañas, cucarachas y ratas. Puede utilizar vinagre diluido para limpiar los rincones del hogar o mezclar una porción de este producto por dos de agua en un atomizador y esparcir en los posibles refugios de arañas. También puedes acondicionar frascos con vinagre diluido en entradas o sitios en donde puedan alojar estos seres vivos o sumergir torundas de algodón en vinagre y colócalas en los sitios estratégicos
  • Repelente con tabaco. El aroma que desprende el tabaco también es muy efectivo para alejar arañas. Se recomienda hervir una porción de tabaco en agua y utilizar esta preparación para limpiar las superficies con ella. También puedes colocar un poco de tabaco en los potenciales refugios de estos animales.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.