La guía definitiva para plantar fresas en casa de manera fácil

Planta tus fresas en una maseta.

Si eres un amante de las plantas y te encanta tener de todo tipo en tu jardín o tu casa, entonces no puedes dejar de plantar fresas. Las fresas son ricas infrutescencias favoritas de muchos. Plantarlas no es cosa del otro mundo, en realidad es muy fácil, además no tendrás que preocuparte de tener un extenso jardín en tu casa, ya que podrás hacerlo en una maseta. A continuación, la guía definitiva para plantar fresas en una maseta.

Elige una maceta con drenaje adecuado

Según el sitio web de Tom’s guide, lo primero que debes hacer es buscar una maseta o un recipiente lo suficientemente grande para poder cultivar tus plantas, de preferencia busca una maseta con aproximadamente 43 cm de diámetro, el punto es asegurarse de que tu planta crezca. Posteriormente tienes que hacer agujeros en el fondo, puedes utilizar algún destornillador caliente o un taladro (hazlo con cuidado), por los orificios que creaste la tierra tiene que drenar correctamente. Por último, debes de llenar la maseta con piedritas o cerámica rota, esto con el fin de ayudar con el drenaje de la planta.

Pon tierra a tu maseta

Una vez que la base de la maseta esté lista, ahora debes introducirle la tierra con el fin de crear un hábitat equilibrado para drenar correctamente tus plantas las cuales pasarán la gran parte de su vida en este contenedor. Procura escoger el que más se adecue a tu cultivo, puedes consultar a especialistas en tierra para asegurar el bienestar de tu planta.

Trasplanta la fresa a tu maseta

A partir de este paso tu maseta debe de estar lista. Llego la hora de traspasar tu planta de fresas de su recipiente original a la maseta. Retira con mucho cuidado la planta de su recipiente, afloja la tierra de las paredes poco a poco con los dedos. Una vez hecho lo anterior, coloca la planta en un agujero en la maseta para después cubrir las raíces con tierra. Si tu maseta es lo suficientemente grande, separa las fresas entre ellas

Riega y coloca en un lugar soleado

Ahora solamente queda colocar la maseta en un lugar donde reciba la suficiente Sol. Las fresas necesitan de 6 a 10 horas de luz solar al día. Puedes colocarlas en algún balcón o patio donde asegures de que recibirán suficiente luz. Después riega todos los días para que se mantengan hidratadas, solo riega la base de las plantas y no directamente a la fruta, así evitarás la presencia de hongos.

¿Cómo sabré que las fresas ya están listas para ser retiradas?

Tus fresas estarán listas para ser recogidas cuando notes que la mayor parte de la fresa está de color rojo, esto quiere decir que la fresa ya está madura y lista para recoger, procura recoger todas las que ya estén listas, para evitar que se echen a perder. Para retirarla del tallo gírala con cuidado y arráncala poco a poco, desinfecta muy bien tu fresa para evitar la presencia de amibas y después estará lista para comerla. Ahora solo queda cuidar a tus nuevas plantas y regarlas todos los días, no olvides estar al pendiente de su color para saber cuándo están listas para agregarlas a tus platillos.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.