Talones agrietados: trucos caseros para eliminarlos completamente

¿Cómo aliviar los talones agrietados?

Los talones agrietados pueden ser una gran molestia, en especial cuando queremos lucir la belleza de los pies con nuestros zapatos favoritos. Arruinan totalmente la apariencia de nuestros talones y muchas veces son duros, además de generarnos picazón. Que no cumba el pánico, existen remedios caseros que son perfectos para solucionar este problema en tus pies, además de ser fáciles y baratos. A continuación, te enseño a cómo eliminar los talones agrietados.

Utiliza un humectante emoliente

Cuando sientes que tu talón está agrietado, muchas veces en lo primero que piensas es en humectarte, algunas ocasiones las cremas que usamos a diario no son suficientes para acabar con este problema. Aquí te tengo la solución, Medical News Today recomienda utilizar humectadores emolientes para mejores resultados. Estas son sustancias que permiten una hidratación en la piel manteniendo el agua en ella, evitan la resequedad y aportan flexibilidad y suavidad a tu piel. Ayudan a frenar e hidratar la resequedad extrema impidiendo la perdida de agua en la piel.

Este tipo de humectantes penetran a la capa externa de nuestra piel, haciendo de este un remedio ideal para acabar con los talones secos y agrietados. La piel de los pies es aproximadamente 3 veces más gruesa que la del resto del cuerpo, por lo que este tipo de cremas serán de gran ayuda, suavizando e hidratando esos talones secos. Puedes encontrar este tipo de tratamientos en cualquier farmacia de tu localidad, o bien en alguna tienda especializada en la dermatología. Ya no tendrás excusa para acabar con el agrietamiento de tu piel.

Utiliza calcetines 100% de algodón al dormir

Además de acabar con los talones agrietados puedes consentir a tu piel por un rato, solamente necesitas utilizar calcetines de algodón para dormir. Esto te ayudará a mantener la humedad en tus pies, además de permitir que tu talón respire. Solamente debes de seguir las recomendaciones de este truco. Para realizarlo necesitaron un par de calcetines de algodón y vaselina o algún aceite esencial hidratante (puedes probar con el aceite de almendras o aguacate). Los pasos por seguir son simples:

  • Cada noche antes de dormir aplica la vaselina o el aceite en todo tu pie, (puedes hacerte un masaje para estimular el flujo de sangre)
  • Ponte tus calcetines y déjalos toda la noche
  • Por la mañana al despertar retira los calcetines y lava muy bien tus pies (puedes hacerlo con agua tibia).

Listo, tus talones se sentirán mucho más suaves. Puedes ponerlo en práctica todas las noches para que tus pies se mantengan en constante hidratación.

Utiliza una piedra de pómez

La exfoliación parece ser una gran alternativa para acabar con este problema. Al igual que cuando lo hacemos en la cara o en los glúteos, eliminar la piel muerta contribuirá a una mayor suavidad y flexibilidad. Puedes utilizar una piedra de pómez o alguna lima especial para los pies (es más recomendable la piedra) así pulirás la piel dura e incómoda. No te excedas en el uso de esta piedra, puedes lastimar tu piel y resultar contraproducente. Se recomienda exfoliar tus pies máximos tres veces por semana. Después de la exfoliación no olvides aplicar un buen hidratante, ya sea una crema o aceite humectante. Para mejores resultados puedes realizar este truco en conjunto con el anterior; exfoliar, hidratar y utilizar calcetines de algodón toda la noche.

Baño de avena

La avena además de ser deliciosa salvará la piel de tus pies. Healthline recomienda los baños de vena para aliviar las afecciones de tu piel, calma todo tipo de problemas relacionados con la piel mal hidratada. Este baño de avena libera algunos emolientes lechosos que permiten calmar la picazón derivada por algún problema cutáneo. Para hacer la mezcla agrega avena molida con bicarbonato, vierte el contenido en un recipiente con agua tibia y realiza el siguiente procedimiento:

  • Remoja tus pies en el baño de avena por unos 20 min
  • Saca los pies y sécate con un paño limpio (ten cuidado con la zona de los tobillos)
  • Por último, hidrata tus pies con alguna loción y se verán como nuevos.

Pon en práctica estas recomendaciones y verás como los talones agrietados ya no serán un problema. Si consideras tener un problema cutáneo más grande nunca dudes en ir con tu podólogo o dermatólogo para mejores resultados.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.