Mal olor en tu nevera: 2 trucos infalibles para acabar con este problema

Es probable que la gran mayoría de nosotros conozcamos ese desagradable olor que en ocasiones desprende nuestra nevera (o refrigerador), es un problema bastante común. Inclusive cuando el electrodoméstico está reluciente los propios aromas provenientes de ciertos alimentos pueden ser lo suficientemente fuertes, combinarse y provocar este desperfecto.

Lo ventaja de esta olorosa complicación es que tiene remedio, y uno muy sencillo. ¡Así es!, es posible eliminar el mal olor de tu nevera, pero lo más importante,

se puede evitar este problema y aquí te explicamos cómo puedes hacer esto.

¿Cómo eliminar el mal olor de la nevera?

Una vez que el mal olor ya está en la nevera, sí se requiere realizar mayor trabajo para proceder a la prevención, que es lo más importante.

Para comenzar, debes comprender que si bien es cierto que algunos alimentos suelen desprender un aroma peculiar, gran parte del mal olor de la nevera proviene de aquella comida, frutas, verduras, leche, etc. que se encuentran en descomposición resguardados en nuestro electrodoméstico.

Asimismo, también es posible que en estos alimentos que ya no pueden ser consumidos, que se encuentran derramados, podridos o vencidos, se propicie el desarrollo de bacterias o moho, lo que sin duda alguna agregará un desagradable olor en tu nevera.

De esta manera, para eliminar el mal olor que ya se encuentra en tu nevera debes seguir los siguientes pasos:

  1. Desecha alimentos en descomposición. Ya sea comida que preparaste hace algunos días, fruta o verdura que está resguardada y en la cual ya se exhibe crecimiento de moho o se encuentran podridos, así como los líquidos u otro alimento que se encuentre en descomposición, todo debe ser eliminado.
  2. Limpia y desinfecta. Una vez ejecutado esto, es necesario que realices limpieza a profundidad y desinfectes tu refrigerador. Para esto se recomienda lavar con agua y jabón cada pieza y apartado de tu nevera, como normalmente lo haces, secar perfectamente para después proceder a desinfectar pasando una esponja con cloro diluido en agua (tal como se indica en la etiqueta del producto). Esto permitirá desinfectar a la vez que elimina los malos olores. Recuerda evitar en todo momento combinar productos químicos que se utilizan para la limpieza, puede ser dañino para ti y no generar ningún efecto extra.
  3. Todo lo que entre al refrigerador debe estar bien sellado, en buen estado y limpio. Ya que realizaste el proceso de limpieza, asegúrate que todo lo que entre al refrigerador cumpla con estas características, esto evitará que se generen malos olores.

Hasta aquí el problema que tenías está resulto, pero lo más importante es evitar que esto surja de nuevo, por lo cual pon atención al siguiente consejo.

¿Cómo evitar el mal olor de la nevera?

El truco infalible para este efecto es un remedio casero con bicarbonato de sodio, para aplicarlo debes hacer lo siguiente:

  • Esparcir una capa delgada de bicarbonato de sodio en un refractario, preferentemente largo, y colocarlo en el rincón de la nevera. También podrías poner pequeños vasos con un poco de bicarbonato en cada fase de tu electrodoméstico.

La composición del bicarbonato de sodio le permite absorber los aromas desprendidos del ambiente de una manera excelente, por lo cual, no necesitarás de algún otro componente.

Como consejo adicional se indica que si no tiene bicarbonato de sodio a la mano, la avena y el café molido también son absorbentes naturales de olores y harán el trabajo igual de bien.

Por último, es importante tener en cuenta que el bicarbonato de sodio puede saturarse y perder la capacidad de absorber los olores, por lo cual, será necesario cambiar estos producto cada cierto tiempo.

 

 

Comparte ciencia, comparte conocimiento.