Qué son los nudos musculares y cómo deshacerse de ellos

Prácticas eficaces para eliminar los nudos musculares.

La aparición de nudos musculares puede llegar a ser muy común, ante esto se ha identificado las causas y los factores que contribuyen para su aparición, así como prácticas y tratamiento para eliminar estos puntos de tensión.

¿Qué son los nudos musculares?

Los nudos musculares son esos puntos sensibles de tejido muscular tensado y contraído que causan dolor. Ese punto sensible e hiperirritable que se siete al tocarlos es llamado punto gatillo miofascial (PGM), ejercer presión sobre estos puede llegar a generar dolor crónico musculoesquelético e incluso en los músculos circundantes a este punto. Un estudio del 2022 clasifica los PGM en activos y latentes: lo activos provocan dolor espontaneo o durante la producción de un movimiento, mientras que los PGM latentes en su mayoría se entienden como asintomáticos, pero provocando dolor y malestar cuando se ejerce presión sobre ellos.

¿Cuáles son las causas?

Estos nudos musculares pueden causarse en los lugares de tu cuerpo donde exista músculo o fascia, como lo son los músculos de la espada media y baja, pantorrillas, espinilla, hombros y cuello. Además del dolor existe una debilitación muscular con un rango de movimiento rígido, y dolores indirectos como de cabeza, muela y oído. Las causas más comunes de estos nudos musculares tienden a ser los siguientes:
1. Mala postura
2. Estilo de vida sedentario
3. Lesión muscular
4. Hábitos alimenticios pocos saludables
5. Deshidratación
6. Ansiedad o depresión
7. Trastornos del sueño.

¿Cómo eliminar los nudos musculares?

Eliminarlos puede ser un proceso tedioso y doloroso, dado que se deber suscitar una ruptura del tejido anudado y calmando los nervios que están inflamados. Para ello aquí te dejo 4 maneras eficaces de eliminar los nudos musculares desde tu casa:

1. Masaje. Masajear la zona tensada ayuda a relajar el musculo y suavizar los nudos. Te recomendamos masajear los PGM dos veces al día hasta lograr destensarlos. Puedes pedir ayuda si el nudo está en un lugar de difícil acceso para masajearlo tú mismo. Al momento que realizar este masaje se recomienda utilizar una fórmula que contenga mentol, capsaicina o alcanfor.
Según la Asociación Canadiense de Quiroprácticos esta es la forma de masajear el Punto Gatillo Miofascial adecuadamente:

  • Ubique el nudo en su músculo y, con los dedos, masajee suavemente.
  • Concéntrese en aflojar el músculo tenso presionando con firmeza y haciendo pequeños círculos.

Si le resulta difícil alcanzar el nudo muscular en la espalda, el cuello o los hombros, puede intentar usar una pelota de tenis o un rodillo de espuma para aplicar presión sobre el nudo. Lenta y suavemente muévase hacia adelante y hacia atrás para aliviar la tensión.

2. Descansar. El descanso es muy importante al momento de identificar nudos musculares, toma un tiempo de actividades que impliquen activar constantemente el dolor del PGM y dedica un tiempo a relajar tu cuerpo, duerme en una posición cómoda. Prueba colocando almohadas para amortiguar el peso de tu cuerpo y no causar mucha tensión.

3. Estiramientos. Para aliviar los puntos doloridos puedes probar con estiramiento muscular. Recuéstate boca arriba, después flexiona las rodillas hacia tu pecho sujetándolas con ambas manos, posterior a eso regresa a la postura inicial y repitiendo el procedimiento por 5 veces más. Ejecutar este tipo de estiramiento será eficaz para un mejoramiento progresivo y relajar los puntos de tensión.

4. Ejercicios. Así como estirar mejorará tu problema con los nudos musculares, hacer ejercicio también te será útil. En el caso de que tus nudos estén en tus hombros o tu cuello realiza ejercicios aeróbicos. Esto contribuirá al estiramiento de los músculos y el aumento de suministro de sangre que permitirá y estimulará a la reparación del tejido dañado.

Es importante saber que aliviar estos puntos de tensión toma tiempo, y es primordial poner en práctica estas recomendaciones más de una ocasión para desaparecer por completo estos nudos. Aunque las recomendaciones dadas anteriormente se pueden realizar fácilmente desde casa, es de suma relevancia considerar visitar a un profesional para evitar el riesgo de inducirte alguna lesión o lastimarte.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.